SOLICITUD

Nuevo pedido de Milani desde la cárcel

El exjefe del Ejército se encuentra detenido en Campo de Mayo por delitos de Lesa Humanidad.
domingo, 10 de febrero de 2019 · 13:35

César Milani, que se encuentra detenido en Campo de Mayo por delitos de Lesa Humanidad, habría realizado un nuevo pedido desde la cárcel. En esta oportunidad el exmilitar habría solicitado cambiar los días de visita, según informaron fuentes a El Intransigente. A mediados del año pasado, el exJefe del Ejercito fue traslado desde el penal de Ezeiza luego de asegurar que era hostigado y para poder estar más cerca de su familia.

En julio del año pasado, tras un pedido del exjefe del Ejército del Gobierno de Cristina Kirchner, el Tribunal Oral Federal de La Rioja ordenó su traslado desde el penal en Ezeiza a Campo de Mayo, ya que el exmilitar denunció que sufría “continuo maltrato y hostigamiento por parte de los otros internos”, al tiempo que advirtió que al cambiar de destino estaría más cerca de su familia.

Los magistrados decidieron que el exmilitar fuera trasladado a fin de evitar “cualquier posible episodio de hostigamiento sobre su persona, debiéndose impedir que comparta espacios comunes con otros detenidos imputados por crímenes de lesa humanidad y teniendo en consideración también, las patologías que padece y la proximidad con su grupo familiar”.

Ahora, Milani habría solicitado el cambio de días de visita, las cuales pasarían de los días martes, jueves y sábados, a lunes, miércoles y viernes. El objetivo de este pedido estaría relacionado con su deseo de no compartir los mismos días con otros presos en su misma situación procesal, según informaron fuentes a El Intransigente, al tiempo que advirtieron que los jueces habrían accedido a esta modificación.

En tanto, en lo que se refiere las denuncias en su contra, Milani estaría confiado que será absuelto y se presentaría ante los magistrados ataviado con su uniforme militar. Vale destacar que el ex jefe del Ejército se encuentra preso por delitos de lesa humanidad y había pedido la prisión domiciliaria, solicitud que la Justicia rechazó por considerar que no tenía problemas de salud.

El exjefe del Ejército será juzgado como “autor directo de los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada y allanamiento ilegal, y partícipe necesario de los tormentos calificados sufridos por Pedro Adán Olivera; partícipe necesario de las torturas agravadas sufridas por Ramón Alfredo Olivera y, por último, como miembro de una asociación ilícita”.