ANÁLISIS POLÍTICO

“Fue un discurso donde Macri intentó generar empatía en un electorado deprimido”

Sergio Berensztein analizó el discurso que dio Mauricio Macri en el Congreso y aseguró que la causa de los gritos y enojos dentro del recinto sigue siendo la grieta.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 13:26

El analista político Sergio Berensztein estuvo en el programa radial Lanata Sin Filtro y analizó el discurso de Mauricio Macri que dio recientemente en el Congreso.  "Fue un discurso donde Macri intentó mostrarse enérgico y decidido, con un final emocional, tratando de generar empatía con un electorado deprimido”, comentó.

Para el analista, Mauricio Macri recurrió a su fórmula discursiva apelando a “los diagnósticos iniciales y las causas de la crisis”, sin una autocrítica luego de sus años de gestión. “Se desresponzabiliza de esta gestión y los problemas del país”, afirmó. Berensztein opinó que esa fue la instancia “más débil del discurso”.

Por otro lado, también mencionó el enojo de Macri ante los abucheos y gritos dentro del recinto. “Fueron muy fuertes los insultos, fue desagradable, pero pone de manifiesto los enfrentamientos y la grieta de la política argentina”, aseguró en su análisis. En cuanto a la respuesta del presidente Mauricio Macri expresó que a pesar de haber dicho que “fue la gente la que lo votó, a los Senadores y Diputados también”, el analista, implícitamente, dio a entender que no es un buen argumento para legitimar sus políticas.

Mauricio Macri sigue llamando a un consenso entre los argentinos, pero hasta ahora hizo agua, las divisiones y la grieta sigue vigente, más aún cuando se avecinan las elecciones. “El Gobierno ya viene haciendo discursos de campaña, tal vez sea el más importante. La única preocupación de la política son las próximas elecciones”, manifestó Berensztein. El acuerdo con el FMI fue otro de los temas de la entrevista. “Para hacer cualquier reforma se necesitan acuerdos, pero la relación con el sindicalismo está agotada”, afirmó.

"Creo que el Presidente llega más como punto que como banca al discurso. La oposición sacó pecho ante esto, sobretodo del lado del kirchnerismo, disfruta cuando le va mal a Macri”, puntualizó. La fuerte división entre kirchnerismo y macrismo sigue siendo un factor a tener en cuenta en las próximas elecciones y Berensztein sintetizó esta cuestión aludiendo a que “el Gobierno también es responsable por haber agrandado la grieta”.