Asamblea Legislativa

"Los insultos hablan de quienes los hacen, no de quien los recibe"

Una ministra salió a bancar al presidente Mauricio Macri luego de su discurso en el Congreso.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 13:06

La ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, aseguró hoy que el discurso del presidente Mauricio Macri fue "valiente", reconociendo "los problemas del país”.
   
Además, Stanley se pronunció sobre las críticas que la oposición hizo llegar al jefe de Estado durante la Asamblea Legislativa y dijo: "Nuestro camino es más el diálogo que el insulto".  Sobre el clima que se vivió durante el discurso de Macri, la ministra enfatizó que vio a "un presidente valiente, que reconoce los problemas, que habla de frente" y aclaró que "hablar con la verdad es no solo reconocer, sino de transformar los problemas". 

Además, sostuvo que Macri es "un presidente que dialoga, que incluye". Seguidamente, afirmó que "el insulto habla más de la persona que lo hace, que la que lo recibe", en declaraciones formuladas a la prensa en la Casa Rosada. 

Stanley ante la consulta sobre las críticas opositoras, tomó las palabras que el presidente dijo durante su discurso, cuando señaló que "los insultos hablan de quienes los hacen, no de quien los recibe", en un momento de tensión durante su exposición ante los legisladores.

Lo cierto es que el Presidente se lanzó hoy definitivamente en busca de su reelección en los comicios de octubre próximo, con un encendido discurso que brindó frente a la Asamblea Legislativa para dejar inaugurado el 135° período ordinario de sesiones en el Congreso. En medio de gritos, abucheos y hasta burlas de la oposición por algún error cometido durante la lectura de su texto, Macri se fue envalentonado con el transcurrir de los minutos y terminó pronunciando una enérgica arenga de campaña para cerrar su presentación de casi una hora de duración en el Parlamento.
   
"Sus insultos y sus gritos no hablan de mí, hablan de ustedes", reiteró el jefe de Estado durante su relato, en momentos en los que dirigentes opositores cuestionaban sus palabras y lo acusaban incluso de "caradura". "A mí me votaron los argentinos", insistió el jefe de Estado, en lo que podría ser su último lanzamiento formal de un período de sesiones ordinarias en el Congreso, al menos en esta gestión, en el caso de que no logre revalidar su mandato en las urnas en las próximas elecciones.