APERTURA DE SESIONES LEGISLATIVAS

Vidal también eligió el contraste con el kirchnerismo para su discurso de apertura

La Gobernadora también hizo mención del conflicto docente: 'Quiero una Provincia donde nuestros chicos tengan las herramientas para crear y hacer realidad el mundo que sueñan', manifestó.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 16:09

María Eugenia Vidal abrió las sesiones legislativas de 2019 y en su discurso comenzó haciendo un balance de su gestión. “Hace tres años en este mismo lugar les dije que la Provincia dolía y les prometí un cambio profundo”. 

En el discurso apeló a un cambio en los valores de los argentinos y arremetió contra el gobierno anterior: “Por eso cambió una forma de gobernar que duró décadas.  Cambió un sistema plagado de privilegios para los tres poderes de gobierno, donde siempre ganaba la política y nunca los ciudadanos”. Y aseguró que su Gobierno “se hace cargo, da la cara, no le echa la culpa a otros, no defiende privilegios y pone como prioridad a los bonaerenses”.

Vidal siguió su discurso manifestando la necesidad de hechos y no palabras, “porque la realidad no se cambia con relatos. La realidad se cambia con trabajo, dando las peleas difíciles y no bajando los brazos”. A lo largo de su intervención hizo una serie de numeraciones criticando la gestión del gobierno de Cristina Kirchner y manifestó que las leyes en relación a la corrupción deben implementarse inmediatamente. La ley de Extinción de Dominio “son muy importantes para los bonaerenses, muestran que en esta Legislatura hay diálogo”, declaró.

Por otro lado, reconoció la ayuda del Presidente Mauricio Macri en las obras que se vienen desarrollando en la provincia. El tema sobre el narcotráfico, tan arraigada en la agenda política fue mencionado. “Solo en 2018 detuvimos a más personas por crímenes de narcotráfico que en 8 años de la gestión anterior”, informó la Gobernadora.

En cuanto a los números en aumento de la pobreza, María Eugenia Vidal expresó: “Todos somos conscientes de la pobreza en nuestra provincia. No empezó en 2015, la venimos padeciendo hace décadas”. Su discurso, en todo momento, estuvo orientado por las comparacioons entre la gestión de Cambiemos y El Frente para la Victoria. “La diferencia, lo que cambió, es que nosotros no negamos la realidad. Decimos la verdad, asumimos la responsabilidad y decidimos hacer algo para que todos tengan acceso a una vida mejor”, argumentó.

Además, se refirió a las disputas en las paritarias docentes y los reclamos acerca de la situación del sistema de alimentación en las escuelas. “Hoy todo chico que va a una escuela pública primaria tiene garantizado el desayuno o la merienda. Nos importa que coman bien y que crezcan sanos”, puntualizó. En relación a las políticas de desarrollo en favor de la educación pública, declaró que es necesario recuperar el nivel: “La escuela pública es un puente y un lugar de esperanza para el ascenso social. En este camino, el trabajo que realizan los docentes es fundamental”. Asimismo, se refirió a los maestros: “Valoramos el trabajo de todos los días para enseñar a nuestros chicos y las horas que dedican en sus casas a preparar las clases. Valoramos cuando escuchan a sus alumnos y los contienen”.

La Gobernadora brindó información sobre las capacitaciones de los docentes y aseguró que “de los 350 mil docentes que trabajan en la Provincia se están capacitando 235 mil”. Y siguió apelando al diálogo, frente al inminente paro docente en el inicio del ciclo lectivo. “Las grandes transformaciones no son posibles si no se hacen en equipo. Ese es el compromiso que asumimos y por el que vamos a seguir trabajando”, aseveró.

Inseguridad, pobreza, conflicto docente, corrupción, fueron alguno de los temas que tocó María Eugenia Vidal en su discurso de apertura de las sesiones legislativas. En todos ellos apeló a generar consensos entre los argentinos para mejorar la realidad de la provincia, pero también hizo hincapié en las diferencias entre su gobierno y el gobierno anterior. En vísperas de elecciones, el ensanchamiento de la grieta sigue siendo una estrategia política por parte de Cambiemos. Ya en el final de su discurso concluyó diciendo: “La de la prepotencia, la de la desidia y la de los atajos, esa no es la Provincia que quiero”.