DEBATE

Pese a las críticas, avanza la ley de financiamiento de partidos políticos

El gobierno, en alianza con el peronismo que lidera Pichetto, avanza en la polémica modificación de la ley.
lunes, 11 de marzo de 2019 · 21:00

Un tema caliente volverá al centro de la escena en el Senado, cuando este martes desde las 16 vuelva a ponerse en marcha el debate sobre el proyecto de financiamiento de los partidos políticos. En ese sentido, Cambiemos y el peronismo liderado por Miguel Ángel Pichetto terminarán de acordar modificaciones al dictamen en una reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales, de cara a la sesión prevista para este miércoles.

La modificación a la ley de financiamiento de los partidos políticos es uno de los temas prioritarios de la agenda del Gobierno, que aspira a que la Cámara de Diputados sancione la ley en el mes de abril, para que pueda entrar en vigencia en este turno electoral. ¿El objetivo? Permitir a las empresas que puedan aportar a las campañas, algo que hoy tienen vedado.

Vale recordar que luego de las elecciones de 2015, Cambiemos recibió serias denuncias por aportantes truchos a su campaña, en una causa que aun está en desarrollo y que hace algunas semanas recibió más pruebas por parte de la ONG La Alameda.

En contra de esta ley se manifestó el intendente de Esteban Echeverría, el peronista Fernando Gray, quien dijo que las empresas "no hacen beneficencia" y en ese sentido argumentó: "Cuando una empresa te hace un aporte, vos quedás condicionado a la empresa. Las empresas se manejan en base a sus intereses y condicionan".

El dictamen para modificar la financiación de los partidos políticos, fue firmado a principios de noviembre pasado en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto, conducido por el justicialista Dalmacio Mera. El texto establece un modelo mixto, por el cual los partidos políticos obtendrán sus recursos mediante el financiamiento público y privado para sus campañas electorales.

De esta forma, se habilitan los aportes de personas físicas y jurídicas, con un tope del 5% de los gastos permitidos para esa campaña; y además se obliga a entregar el dinero mediante transferencia bancaria, para alentar a la trasparencia del aporte.

Queriendo abrir aun más el abanico de la financiación, el peronismo proponía que los sindicatos también pudieran aportar, pero Cambiemos se impuso en ese punto y se mantendrá la prohibición que rige actualmente. Tampoco podrán hacer aportes las empresas concesionarias o contratistas de Nación o provincias ni las empresas de juegos de azar, entre otros casos.

Si bien Mauricio Macri había incluido el proyecto en el temario de las sesiones extraordinarias convocadas en diciembre, algunas diferencias con el interior del peronismo causaron la postergación del debate. El presidente no habló del tema en la apertura de sesiones ordinarias, pero Pichetto ratificó su compromiso ante el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, a quien recibió en las últimas semanas.