CONDICIONES DE LOS HOSPITALES

“El presupuesto siempre termina siendo insuficiente para todo el Gobierno de la ciudad”

Claudia Berrondo, presidenta de la filial Médicos Municipales, dialogó con El Intransigente y expresó su descontento por la crisis edilicia e institucional del Hospital Gutiérrez.
miércoles, 13 de marzo de 2019 · 14:10

Claudia Berrondo es presidenta de la filial Médicos Municipales y, en una entrevista exclusiva con El Intransigente, brindó detalles sobre las penosas condiciones en las que trabajan los profesionales de la salud en el Hospital Gutiérrez. Y aseguró que "hay un montón de guardias que no se pagaban”.

En el comienzo de la entrevista, hizo una serie de enumeraciones en relación a los problemas de infraestructura del hospital: “En pleno verano los internados no tenían acceso al aire acondicionado y han tenido que sufrir a parte de su enfermedad el calor terrible del verano”. Por otro lado, puntualizó “problemas de suministro de agua en la zona de internación” y agregó que hay “problemas de suministros de insulina para pacientes diabéticos”.

 Y la lista siguió, Berrondo destacó que hay “un montón de ascensores que no andan y no pueden ir los pacientes al segundo piso y tercer piso” donde están los consultorios. “Un montón de situaciones que hacen el malestar cotidiano de un trabajo que cuesta más de lo habitual”.

Este no fue el único factor que trajo a colación Berrondo, también aseveró que hay “disminución de personal”, disminución de sueldos “que a veces no llegan a la canasta básica”. La presidenta de la filial Médicos Municipales manifestó que este es el principal problema que atraviesan los hospitales.

Otro de los temas a tratar fue la problemática de enfermeras y enfermeros que no son contemplados como profesionales de la salud. “Esto genera bajo sueldo, que renuncien al poco tiempo de trabajar, con tanta sobrecarga laboral”.

Como si esto fuera poco, Berrondo afirmó que ha llegado comida en mal estado para los pacientes. “Estos últimos meses vivieron tres comidas con gusanos dos para profesionales, dos para los trabajadores de la salud y una para los pacientes”, confirmó y agregó enojada, “ya como que fue demasiado de lo que se venía tolerando todo el tiempo, así que bueno se hizo la queja a las autoridades”.

Por último, declaró que las autoridades han hecho oídos sordos a las quejas y, por otro lado, en relación al presupuesto en salud estatal, que está subejecutado, “siempre termina siendo poco, insuficiente para todo el Gobierno de la ciudad”.