ESPIONAJE ILEGAL

Una aliada de Carrió, mencionada por D'Alessio, dijo que el juez es parte del show

Paula Oliveto, en el marco de las declaraciones de Ramos Padilla en la Comisión de Libertad de Expresión, manifestó que detrás de las investigaciones hay una operación K.
miércoles, 13 de marzo de 2019 · 18:22

Mientras el juez federal Alejo Ramos Padilla comparecía ante la Comisión de Libertad de Expresión y enumeraba una serie de maniobras de espionaje perpetradas por el procesado Marcelo D’Alessio, Paula Oliveto desde su cuenta de Twitter aseguró que se trata de un “show” y se mostró preocupada por “la violencia política K”.
La diputada nacional Oliveto es aliada a la senadora Carrió, quien fue mencionada en la Cámara de Diputados en el presente día, ya que en los documentos recopilados por el juez Ramos Padilla, se encontraban testimonios y mensajes de Whatsapp que evidenciarían una relación fluida entre el falso abogado Ramos Padilla y la referente de la Unión Cívica Radical. 
Según la diputada Paula Oliveto la presentación de evidencias de operaciones ilegales perpetradas por Marcelo D’Alessio, quien mantenía comunicaciones con funcionarios del gobierno, empresarios en el rubro de seguridad y agentes de la Justicia, son una maniobra política por parte del kirchnerismo. “Profunda preocupación por la violencia política K”, publicó en la red social del pajarito. 
Ramos Padilla abrió una caja de pandora y salpicó a varias instituciones estatales que realizaban operaciones de vigilancia y “apriete”, mediante maniobras de escasa legalidad. Según el juez, la ley prohíbe la vinculación del Estado con organizaciones paraestatales con el cometido de realizar investigaciones vinculadas al espionaje de personas y realización de operaciones mediáticas. 
Al falso abogado Marcelo D’Alessio, imputado por extorsionar al empresario Pedro Etchebes, se le abrieron una serie de investigaciones que lo incriminan con maniobras de “apriete”, evidenciando un sistema paralelo de “justicia”, que llega hasta el Poder Judicial. Ramos Padilla, se encargó de recopilar los documentos encontrados en el domicilio de D’Alessio, abriendo expedientes que involucran operaciones de inteligencia a nivel local e internacional.