Salario

El Gobierno acepta que las paritarias compensen lo que los salarios perdieron en 2018

En 2018 año el poder adquisitivo de los salarios cayó 12 puntos.
sábado, 02 de marzo de 2019 · 23:40

La inflación de 2018 cerró en 47,6%, según el INDEC, y los sueldos de los trabajadores perdieron en promedio el año pasado 12,1%. Algunos gremios luchan por una compensación, o reclaman la reapertura de las paritarias correspondientes al período ya homologado.

Los empleados públicos sufrieron una reducción de 11,7%, por encima de los privados (11,6%) y menor a los no registrados (13%). Comenzaron con un 15% en junio de 2018, después sumaron bonos y un aumento por presentismo, y en noviembre otro 10%. Con diferente tono de reclamo, tanto ATE como UPCN vienen pidiendo una recomposición previa al nuevo acuerdo paritario que abarcará de junio a mayo de 2020.

El Gobierno estudia conceder alguna compensación y a su vez descuenta que el próximo cierre general será por encima del 23%, con una cifra -aún no arrancaron las negociaciones- cercana al 30% o incluso por encima si la previsión de inflación continúa aumentando. Una vez resuelto el período actual, Ibarra -vicejefe de Gabinete- iniciará las conversaciones con Andrés Rodríguez, de UPCN. Por lo general una vez que cierra lo comunica a ATE, conducido por Hugo Cachorro Godoy, con una posición más combativa.

La inflación de enero y la estimada para febrero modificaron el marco previsto por el Gobierno para las paritarias. Por la incertidumbre sobre la evolución de los precios y la intención de que en el año electoral los salarios recuperen al menos parte del poder adquisitivo perdido, la Casa Rosada archivó la cifra (23%) que promovía para los privados e impulsará un monto superior para los empleados públicos.

"Los privados negocian con libertad, nosotros no nos metemos. Queremos que el salario empiece a recuperar poder de compra y veremos hasta dónde llegamos con los estatales, pero vamos a una paritaria que se enmarque en ese sentido”, dijeron a Clarín fuentes oficiales de jefatura de Gabinete y de Hacienda, el área encargada de dar el visto bueno al acuerdo que buscará Andrés Ibarra, titular de la Modernización.

El Gobierno busca reconstruir la expectativa en el año electoral, luego de que el discurso de una baja progresiva de la inflación quedara desacomodado con el 2,9% de enero y una proyección incluso mayor para febrero.

En la Casa Rosada insistieron con la perspectiva de una baja a partir de abril, aunque economistas privados trazaron un panorama similar al menos durante el primer semestre. El ministerio de Hacienda dejó de difundir proyecciones oficiales, y el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central ya en enero estimaba una inflación de 28,5% para los doce meses siguientes.