CONTROVERSIA

La reelección indefinida sigue vigente en algunas provincias argentinas

Formosa, Santa Cruz y Catamarca poseen legislaciones que contemplan la posibilidad de reelecciones indefinidas, demostrando un punto débil en el sistema democrático de la Argentina.
sábado, 02 de marzo de 2019 · 16:28

La mayoría de los gobernadores, incluyendo al principal mandatario de la República Argentina, Mauricio Macri, no pueden permanecer en el Poder Ejecutivo durante más de ocho años, pero existen provincias en las existe la posibilidad de permanecer en el cargo indefinidamente. Formosa, Santa Cruz y Catamarca poseen una legislación que permite la reelección indefinida, un sistema harto cuestionado por opositores y expertos.

El debate sobre los límites de duración de los mandatarios sigue latente y, más ahora, que se acercan las elecciones. El sistema democrático que rige en Argentina sigue teniendo sus puntos flacos, es por ello que opositores y expertos en política manifestaron su discrepancia con respecto a las elecciones indefinidas.

En las constituciones de Formosa, Santa Cruz y Catamarca se establece en los artículos 132,114 y 133 que los cargos de gobernador y vicegobernador pueden mantenerse de manera indefinida si sus mandatarios se llevan la mayor cantidad de votos en las elecciones. Estas disposiciones no son tan antiguas: la carta magna de Formosa fue modificada en 2003; la de Santa Cruz en 1998 y la de Catamarca en 1988. Sin embargo, sigue siendo un motivo de crítica, por ir a contramano de la mayoría de las provincias, que establecen un límite de ocho años en los cargos del Poder Ejecutivo.

Particularmente, en Formosa el gobernador peronista Gildo Insfrán ocupó su banca el 10 de diciembre de 1987 y nunca la abandonó. Haciendo cuentas, hace 32 años que se encuentra en el poder y pretende ser reelecto en esta elección de 2019. En caso de lograrlo, sería su séptimo período al frente de la provincia. Demostrando que, a pesar de que la Argentina es una república democrática, este caso roza el absolutismo.

En la vereda de enfrente, están los casos de Mendoza y Santa Fe. Sus legislaciones estipulan que un mandatario solo puede mantenerse en su cargo un solo período, así que se descarta por completo la posibilidad de una reelección.

En vísperas de elecciones, las características de la democracia a lo largo y ancho del país sigue siendo cuestionada. Las disposiciones federales, en casos particulares, distan demasiado de la mayoría y no está pasando desapercibido el descontento de ciertos partidos políticos que quieren tener la posibilidad de llegar al poder de manera justa y equitativa.