DURO MOMENTO

En medio de un fuerte operativo de seguridad, Macri llegó al cementerio

El presidente, que volvió de su descanso en San Martín de Los Andes, está acompañado de la primera dama, Juliana Awada.
domingo, 03 de marzo de 2019 · 17:11

Tras regresar de su descanso en San Martín de Los Andes, Neuquén; y luego de pasar por la Quinta de Olivos, el presidente Mauricio Macri arribó al cementerio privado Jardín de Paz, en Pilar. Acompañado por su esposa y primera dama, Juliana Awada, y en medio de un fuerte operativo de Seguridad, el primer mandatario le brindará el "último adiós" a Franco Macri, quien falleció durante la noche del sábado en su casa de Barrio Parque.

"Gracias de corazón por los mensajes, llamados, tuits y comentarios que recibí desde anoche. No llego a responder todos pero sepan que su afecto y apoyo son la energía que necesito para seguir adelante. Gracias a todos", escribió Macri, a horas de conocer la dura noticia del fallecimiento de su padre, en su perfil oficial de Twitter.

Al tiempo que aseguró: "Entiendo que en el día de hoy mucha gente quiere acercarse a manifestarme su cariño y apoyo" y resaltó: "Queremos que sea un día de intimidad familiar. Por eso les pido a todos que nos permitan a mi familia y a mí la soledad que estos momentos requieren". Es por ese motivo que, cuando aún restaban varios minutos para las 15, arribó a Buenos Aires.

Asimismo, luego de pisar suelo porteño, se dirigió a la Quinta de Olivos en helicóptero, pero fue trasladado por vía terrestre y mediante un fuerte operativo hacia el cementerio privado Jardín de Paz, en Pilar, el cual ya contaba con presencia de varias fuerzas de Seguridad nacional y local que, prácticamente, vallaron la necrópolis.

Según se conoció no habrá funeral y los restos del empresario, que ya fueron trasladados cerca de las 7 de la mañana, serán inhumados pasadas las 17 horas. Asimismo, a pesar de que se esperaba la presencia de gran parte de los miembros del gabinete del Gobierno Nacional y empresarios, por pedido de la familia presidencial el entierro solo se resumirá a los más cercanos. 

Mauricio Macri, durante una entrevista que le realizó el filósofo y asesor Alejandro Rozitchner al cumplir 60 años, reveló cómo era el deteriorado estado de Salud que padecía su padre. "Espero que me toque una muerte rápida, tampoco quiero quedarme atrapado en la vida como lo está pasando mi padre, que está acá y no está acá. Hace más de un año está postrado ahí y si tiene algún momento de lucidez, la debe pasar muy mal. Porque debe tomar conciencia de su incapacidad de hacer y su pérdida de vitalidad", dijo conmocionado en una charla que duró 16 minutos.

Incluso, con los ojos vidriosos, recordó cómo fue su último contacto consciente con su padre, hace un año, y relató: "La última vez me pidió que le diera una pastillita para sacarlo de acá. Imagínate, eso no se puede. Ya no puedo hacer nada. Depende de asistencia de terceros. Y le dije: 'No puedo, papá, no se puede".