FRICCIONES ENTRE PADRE E HIJO

Mauricio Macri y la problemática relación con su padre

Durante varios años, el Presidente de la nación estuvo distanciado de su poderoso padre Franco Macri.
domingo, 03 de marzo de 2019 · 09:30

Maurico Macri, en una entrevista realizada por La Nación, aseguró que “Él (Franco Macri) fue el mayor conflicto que yo tuve que enfrentar”. Los encontronazos con su padre, quien falleció ayer pasadas las 21 horas en su casa de Barrio Parque, se sucedieron a lo largo de varios años.

El Presidente de la nación en una oportunidad calificó al dueño del Grupo Macri como una figura "demandante”. "Para él, un día soy el mejor del mundo y, otro día, no", expresó. Por otro lado, su padre también admitió haber ejercido una “especial y- a veces excesiva- atención" hacia Mauricio, a quien con cinco años ya llevaba a sus empresas porque iba a “ser útil para su futuro”.

Las disputas se originaron cuando el Presidente de la nación decidió abandonar el negocio familiar y dedicarse a la política. En primer lugar, ocupando el cargo de Presidente del Club Atlético Boca Junior para llegar, años después a la Presidencia de la nación. “Tardé años en perdonarle que se hubiese ido de las empresas que con tan duro trabajo había fundado”, manifestó Franco sobre la decisión de su hijo.

Franco Macri admitió que los momentos más dolorosos que vivió fue cuando secuestraron a si hijo durante 12 días en 1991 por parte de una banda de comisarios y el posterior secuestro de su otra hija, Florencia, en 2003 y la muerte de otra ellas, Sandra en 2014.

Mauricio, ante el descontento de su padre, manifestó: "Al principio yo lo seguía, la verdad es que fue mi gran maestro y tenía una admiración absoluta”. Sin embargo, admitió que las rivalidades y las competencias con su padre lo llevaron a alejarse de las empresas familiares. "Se me hizo insoportable, muy duro, porque mi mentor, mi profesor y mi padre de pronto boicoteaba mi trabajo y eso me enloquecía. Se transformó casi en un enemigo de lo que yo hacía y, encima, dolía porque era alguien cercano", expresó.

Cuando Mauricio era Jefe de Gobierno, su padre lo atacó públicamente. En 2010 Franco Macri acusó a su hijo de haberle robado la empresa SOCMA, a lo que el actual Presidente respondió: “Duele que mi padre haya tomado una posición pública innecesaria, podría haberse ahorrado esos comentarios. Nunca estuvo de acuerdo con que me dedique a la política. Tiene 80 años, a esta altura no le puedo andar diciendo qué es lo que tiene que hacer. Pero por respeto a mis hijos, lo que le tenga que decir lo haré personalmente”

Las fricciones nunca cesaron, a pesar de haberse convertido en el Presidente de la nación, Franco Macri siguió criticando su desempeño. En 2016, desde Punta del Este, calificó el primer año de gestión de Cambiemos con un 5, y para amenizar la crítica puntualizó que “más no se podía hacer”.

La relación padre-hijo de Franco y Mauricio ha sido problemática durante largos años. Pero, al final, el poderoso empresario, luego de que su hijo asumiera la presidencia, dijo: “Supe entonces que debía deponer mis miedos, dejar atrás cualquier fricción con Mauricio y darle mi completo apoyo”.