PYMES

"Hay una gran desazón, porque no ven una luz en el horizonte"

En una entrevista exclusiva con El Intransigente, el consultor de Pymes, Vicente Lourenzo, manifestó su preocupación en relación a la caída de la actividad del sector.
miércoles, 06 de marzo de 2019 · 17:23

Vicente Lourenzo, en diálogo con El Intransigente, brindó información acerca de la situación económica de las Pymes argentinas. “Aquellas Pymes que están relacionadas con el consumo masivo están en zonas de perdidas”, aseguró.

Entre los temas a tratar, el consultor de Pymes manifestó que “hay un proceso inflacionario que sigue en crecimiento, no hay ningún tipo de indicio de que pueda llevar a haber un aumento de consumo”. Las políticas monetarias del gobierno nacional, el aumento de las tasas de interés pone a las empresas en una situación delicada: “Hay una gran preocupación en el sector, una gran desazón porque no ven una luz en el horizonte”.

El Gobierno ya presentó iniciativas para paliar la crisis en el sector, pero para Lourenzo, la nueva línea de créditos para Pymes “es necesaria, pero no suficiente”, porque “al no haber ventas no hay tantos cheques para descontar”. El consultor Pyme detalló que las empresas se encuentran acorraladas por las deudas con la AFIP, poseen atrasos con algún organismo de recaudación o atrasos en la parte previsional, haciendo que la nueva modalidad de créditos sea inalcanzable.

“La noticia fue bienvenida, pero hay que leer la letra chica de cómo se implementa”, expresó. Por otro lado, se animó a presentar un proyecto para reactivar la actividad de las Pymes: “Lo que debería hacer el gobierno es que a la pyme le reduzcan esa tasa al mínimo de 1,5%, ahí va a tener la posibilidad la Pyme, aunque se atrase, de poder regularizar su situación y poder acceder a la línea de créditos de cheques.

Asimismo, cuestionó las medidas del Gobierno: “Es inentendible que el gobierno haya aumentado la tasa de interés por la mora en el pago de impuestos sabiendo la grave situación que está viviendo el sector Pyme”. Por otro lado, planteó que la nueva medida tiene una intención electoral, a pesar de no favorecer al sector es para “cambiar el humor, pero yo no vi ningún empresario Pyme que se haya puesto contento por la medida”.