Conflicto docente

"Los sindicalistas se alegran y festejan por dejar a los chicos sin clases"

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, fue muy crítico con los docentes que decidieron sumarse a la huelga.
jueves, 07 de marzo de 2019 · 06:15

Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación de la nación, se mostró muy crítico con los docentes que decidieron sumarse a la huelga y aseguró de forma contundente que los sindicalistas del sector se "alegran y festejan" por haber dejado a "chicos y chicas sin clases".

El funcionario nacional le disparó con munición gruesa al Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) que es liderado por Roberto Baradel y enfatizó que "desde diciembre se sabía que hoy iba a haber un paro" a pesar de las negociaciones por las paritarias.

Un gran número de docentes de la provincia de Buenos Aires comenzaron este miércoles un paro de tres días para reclamarle al Gobierno de María Eugenia Vidal una nueva oferta salarial que tenga en cuenta la pérdida de poder adquisitivo del año pasado.

De acuerdo a las declaraciones de Finocchiaro, con la movilización a la Plaza de Mayo los gremios docentes intentaron "disimular el bajo acatamiento" a la medida de fuerza y, por ese motivo, acusó a los líderes sindicales de "alegrarse y festejar por haber privado de un día de clases a chicos y chicas del país".

Finocchiaro, quien en las elecciones nacionales de octubre próximo será candidato a intendente del partido de La Matanza, remarcó que esbozar porcentajes de acatamiento al paro nacional convocado por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) "genera una discusión que es vergonzosa".

"El acatamiento al paro es relativamente bajo en la matrícula de todo el país. Si yo digo cuál es el porcentaje de acatamiento, lo tengo que lamentar mucho igual porque esos chicos que han quedado sin clases están padeciendo una desgracia educativa", concluyó Finocchiaro. Desde el Gobierno aseguraron que el 30% de los docentes del país se sumaron a la huelga.