La 21-24

Denuncian que el PRO impidió una elección en una villa clave para no perder el control

Los vecinos cuentan que el cambio de autoridades debería haberse realizado hace dos años.
martes, 30 de octubre de 2018 · 18:59

El pasado domingo debían llevarse adelante las elecciones en la junta vecinal de la villa 21-24 en Barracas, pero fueron suspendidas y las listas opositoras denuncian que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta impidió la votación porque tenían conocimiento de que iban a perder los candidatos del PRO.

Las elecciones fueron suspendidas por decisión de la jueza, María Elena Liberatori, quien pasó la fecha para el 11 de noviembre. Los representantes de las listas opositoras, sostienen que la votación debía realizarse hace dos años, pero que el Gobierno nunca hizo el llamado formal.

Los representantes actuales de la Villa 21-24 responden al Gobierno de Larreta, que son el nexo directo entre los vecinos y los legisladores. De acuerdo a lo que explican desde el barrio, perder a sus representantes en uno de las zonas más pobladas de la ciudad y a menos de un año de las elecciones, puede leerse como una “fuerte derrota” del oficialismo.

“En un año preelectoral, puede ser muy fuerte una derrota del macrismo en uno de los barrios más importantes a nivel simbólico y en cuanto a los recursos que manejan”, señala en diálogo con El Intransigente, el apoderado de la lista Azul, Roja y Negra, Francisco Farina.

Además de lo que puede representar una derrota para el macrismo, Francisco sostiene que durante la urbanización de la villa es clave para el Gobierno porteño contar “con su gente manejando el barrio”.

Por qué las impidieron

De acuerdo a la información que brindaron desde la Justicia Electoral, la cancelación de las elecciones tuvo que ver con algunas irregularidades en el padrón, como personas que aparecían como que votaban en una escuela y en realidad estaban en la otra institución educativa, entre otros inconvenientes menores.

Sin embargo, Francisco descree de esa situación debido a que recuerda que vienen trabajando en el padrón desde hace seis meses. “Estamos convencidos de que no fue inocente, veníamos trabajando en el padrón y justo el día de las elecciones hay un problema con el Excel”, asegura el vecino del barrio popular e integrante del Frente Popular Darío Santillán, al poner en duda la decisión judicial.

Para las elecciones que se espera que se realicen el 11 de noviembre se presentan 13 listas, dos oficialistas, y alrededor de 19 mil vecinos deben votar para elegir a los nuevos representantes vecinales, pese a que en el barrio viven alrededor de 100 mil personas.