Runrún

Vidal se mudó, el avión del gobernador, el estudio espía, y el ministro exportado

Lo que se escucha en los despachos del poder
miércoles, 28 de febrero de 2018 · 14:40

Estoy perdiendo imagen a tu lado...

El clima entre los bancarios y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, está cada vez más tenso. Las protestas y las discusiones acaloradas se volvieron moneda corriente, sobre todo en la sede porteña del BAPRO, que está a metros de la Casa Rosada. Y el horno “no está para bollos”, como dice el refrán.

Los sindicalistas y los trabajadores hacen paro con frecuencia en reclamo por la reforma jubilatoria que Vidal impuso para la institución bancaria y que implica, según denuncian, una pérdida en sus derechos.

Pero los gremialistas también presionan con métodos un poco más violentos, como “escraches” al personal jerárquico del Banco. En ese marco, la gobernadora tuvo que alterar su rutina semanal habitual. Durante los dos primeros años de su gestión, Vidal atendía varias veces a la semana en el piso 19 del Banco.  

Ahora, según confirmaron dos fuentes a El Intransigente -una gubernamental y otra bancaria- no pisa el BAPRO hace rato, para esquivar a un potencial escrache y evitar el mal clima que se vive en las oficinas. La oficina elegida para cuando le toca trabajar en Capital Federal es la Casa de la Provincia de Buenos Aires.

Vidal sigue siendo hoy la dirigente con mejor imagen de Cambiemos, y entre los políticos del país también es la que más destaca. Y la imagen es lo que mejor y más cuida la gobernadora. Por ahora evita lugares incómodos, pero sobre todo, apuesta a una solución rápida para volver a su rutina habitual.

Volare...cantare...

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, es uno de los dirigentes peronistas que pretende posicionarse para la discusión presidencial de 2019. Transita su primer mandato y reemplazó en el cargo a José Luis Gioja, actual diputado y jefe institucional del PJ.

Aunque lo niega en público, el joven mandatario sanjuanino tiene deseos de desbancar a Mauricio Macri en las próximas elecciones. Mantuvo siempre una relación cordial con la Casa Rosada, pero ahora empezó a “mostrar los dientes”. En ese marco, hizo llamados y gestiones infructuosas para reunir, en la Fiesta del Sol, en su provincia, a importantes dirigentes del PJ.

La Fiesta tuvo lugar el último fin de semana. Cuando Uñac vio que la convocatoria tambaleaba, puso todos los recursos a disposición para que no hubiera faltazos sensibles. Según relató una fuente peronista, el gobernador habría enviado el avión sanitario de la  Provincia para traer a dos intendentes bonaerenses: Gustavo Menéndez (flamante titular del PJ provincial) y Santiago Maggiotti (jefe comunal de Navarro). Al final tuvo su mini cumbre, con la presencia estelar del puntano Alberto Rodríguez Saá.

“Estudio jurídico K y asociados”

El ex subsecretario de inteligencia, Juan Martín Mena, dejó a fin de año su trabajo como asesor del Consejo de la Magistratura. Estaba allí acompañando a la consejera Virginia García, cuñada de Máximo Kirchner.

Pero -por suerte- no se quedó sin trabajo. Mena abrió hace poco un estudio jurídico junto a Elizabeth Gómez Alcorta, actual abogada de Milagro Sala, y a Damián Loretti, quien fuera uno de los autores intelectuales de la Ley de Medios.

Salta (y Jujuy) lo enamoran

Fue designado como ministro de Turismo de Jujuy, en la flamante gestión del radical Gerardo Morales. Y empezó a reclamar que Salta no difunda imágenes engañosas, que pertenecen a territorio jujeño, para promocionar su turismo. Una discusión histórica.

El hombre defiende con convicción su cargo y está bien. El único dato que llama la atención es que la campaña que llevó a la fama a Salta, tan linda que enamora, ¡la hizo él también!

Se trata de Federico Posadas, ex ministro de Juan Manuel Urtubey, ex candidato a constituyente en las últimas elecciones salteñas y consultor político. Posadas perdió las elecciones (no sacó ni un voto) pero ganó un cargo en Jujuy. Y el revuelo se armó porque la oposición e incluso algunos oficialistas le reclaman a Morales que haga cumplir el requisito de dos años de residencia en la Provincia para ocupar un cargo.