Alperovich y una campaña…¿en su contra?

Una pegatina de afiches en Mar del Plata llamó la atención de turistas y vecinos.
lunes, 04 de febrero de 2019 · 15:58

Mar del Plata no solo recibe a miles de turistas en verano. También (o más bien, como consecuencia de ello) se convierte en escenario de la campaña electoral. Este año habrá comicios para elegir presidente y gobernadores en todo el país. 

Es por ello que en las calles de La Feliz pueden verse afiches de candidatos locales, pero también de otros distritos. Uno que llama la atención tiene como protagonista a José Alperovich, actual senador tucumano, que busca recuperar la gobernación de esa provincia. 

Con la leyenda “Alperovich 2019”, varios afiches en las calles del centro marplatense, cerca del Hotel Provincial, hay lo que parece una promoción de su candidatura. Pero es, en realidad, una campaña en su contra. Cuando el turista posa la mirada en el afiche puede ver que, al lado de Alperovich, en la imagen aparece el exsecretario de Obras Públicas K, José López, preso desde hace tres años luego de haber sido agarrado in fraganti arrojando bolsos con nueve millones de dólares.

¿Quién ordenó la pegatina? Un misterio. Su principal rival es Juan Manzur, el actual gobernador, que en el pasado fue su compañero de fórmula. Manzur va por otro mandato de la mano del PJ. Y en los últimos días buscó acercarse a la imagen de Cristina Kirchner para diluir el poder de su contendiente, Alperovich, que hasta ahora es el candidato de Unidad Ciudadana. 

También hay otros enemigos en la lista del senador y exgobernador. Los postulantes de Cambiemos, José Cano y Alfonso Prat-Gay buscan hacerse con una de las provincias más importantes de la Argentina.

Pero suena más a una interna peronista que a una maniobra de la Casa Rosada y sus aliados. A fin de diciembre, Cristina se tomó una foto con Alperovich. Luego, Manzur dijo que quería la unidad en el peronismo y que había tomado dimensión de la centralidad de la expresidenta para esta campaña que se inicia. Las olas y el viento, y el ruido de la interna del PJ.