SOSPECHAS DE IRREGULARIDADES

Malestar por un concurso para ocupar vacantes judiciales en Chubut

La Legislatura provincial analiza revocar la designación de un juzgado laboral, porque el Consejo de la Magistratura nominó a quien había quedado tercero en orden de mérito.
lunes, 11 de marzo de 2019 · 19:11

La Legislatura de la provincia de Chubut está por definir el cargo vacante para el Juzgado Laboral N° 2 de Puerto Madryn, y el expediente que tiene para analizar llegó tras una inusual maniobra del Consejo de la Magistratura de esa provincia, que nominó a quien había quedado tercero en orden de mérito.

Nada distinto a los “manejos” que se han visto en la justicia federal en Buenos Aires. Pero en este caso el escandalete surgió en el interior. El candidato mejor posicionado por mérito, según surgió de la documentación, fue Matías Hernán Sotullo Piñeiro, actual Secretario de ese Juzgado. Segundo había quedado Emiliano Gabet, actual secretario de la Cámara de Apelaciones. Sin embargo, el Consejo puso como ganador al que había salido tercero, Luis Enrque Benites Villalobos.

Cabe resaltar que la Magistratura tiene la facultad de modificar el orden, pero se supone que debe hacerlo atendiendo razones técnicas y profesionales. Lo que no parece haber ocurrido en este caso. De acuerdo a testimonios a los que accedió El Intransigente, Villalobos pasó al frente por ser “buen compañero”.

La determinación generó suspicacias entre los que compitieron en el concurso y quejas entre diferentes sectores del Poder Judicial. Ahora la Legislatura debe revisar la decisión. El Consejo de la Magistratura ya había tomado una decisión polémica, cuando nombró como jueza penal de Puerto Madryn a la abogada Jesica Yamila Flores, cuando era investigada por uno de los delitos de narcotráfico más resonantes de Chubut del caso Arenas Blancas, y que incluso fue procesada y embargada.

Hace un mes, un juez federal porteño, Luis Rodríguez, fue sometido a una investigación por enriquecimiento ilícito pero también por irregularidades en el proceso de designación. Una aliada del presidente Mauricio Macri, Elisa Carrió, dijo incluso que el magistrado estaba acusado de haberse copiado en la prueba para ingresar al juzgado. Este caso fue más famoso, pero no es uno en un millón por lo que parece.