SALTA

Pablo López, Personaje del año: “No hay que bajar ninguna bandera para conquistar el voto popular”

Una de las figuras emblemáticas de este año fue sin dudas, Pablo López, el joven de 38 años llegó a un escaño tras una sorpresiva elección que dejó al Partido Obrero en el podio
domingo, 22 de diciembre de 2013 · 14:31
SALTA.- Una de las figuras emblemáticas de este año fue sin dudas , Pablo López, el joven de 38 años llegó a un escaño tras una sorpresiva elección que dejó al Partido Obrero en el podio de las fuerzas políticas de la provincia. Tras su elección negó que el votante salteño tenga una raíz conservadora y se ríe de las críticas en su contra.

Pablo López es una de las sensaciones políticas del año, la elección del PO de este año parece haber sorprendido a todo el mundo salvo a él. La duda se centra en descubrir si es un personaje bien construido o un tipo genuino que cree lo que propone.
 
Llegó a ocupar un escaño en el Congreso Nacional representando a Salta, algo que a la mayoría de los sociólogos les resultaría difícil de creer. No obstante, Pablo López hace caso omiso a la composición sociopolítica de la provincia, inclusive niega la “raíz conservadora” de la que deviene el votante salteño y asegura que estas elecciones lo demostraron. De todas maneras, con un discurso pulido habla ininterrumpidamente de cosas que a nivel social molestan, apoya el aborto de manera orgánica como lo hace el Partido Obrero a nivel nacional y en la “Salta de los Milagros” parece haber una porción muy grande de gente que esa opinión no le importa a la hora de votar.
 
Pese a que esta es una entrevista para conocer al hombre detrás del político vale la pena repasar algunos de los conceptos que le fue dejando a la prensa desde que estalló el fenómeno PO durante este año.
 
Una de las ideas que repite es la que habla de un proceso devaluatorio innegable, que lleva a que en las provincias haya congelamiento salarial, salarios que no aumentan al compás de la inflación pese a que, al menos en Salta, las paritarias se cerraron en un 25%, mucho más de la inflación oficial y muy cerca de lo que marcan las consultoras privadas. Otro de los temas recurrentes de los últimos meses tuvo que ver con que se usan los recursos del Estado para “seguir pagando la deuda externa”.

Asegura además que hay una mala utilización de los recursos del banco Central y de la Anses, que implica que no se pague el 82 por ciento móvil. Pablo López explica que tenemos una nueva crisis de deuda a pesar de lo que dice el Gobierno. Tenemos un nuevo canje con los fondos buitres. “Quieren que todo eso sea pagado por los trabajadores. Nosotros vamos justamente al Congreso con el mandato para evitar que esta crisis la paguen los trabajadores y colocar el ahorro de los argentinos al servicio de resolver los problemas de la población”, dijo ante la prensa hace pocos días. Uno de los temas que ocupó a Pablo López durante las últimas entrevistas que dio para Noticias del Congreso Nacional fue el tema de la ley de medios y su respuesta sorprendió a más de uno. Sostuvo que la norma aprobada de ninguna manera contribuye a la democratización de la palabra como supuestamente impulsa el Gobierno nacional a través de esta ley. “Nosotros hemos denunciado que en realidad lo que plantea la ley es cambiar un monopolio por otro, el de Clarín por el del Gobierno”, aseguró.

Pero para conocer de primera fuente la opinión del parlamentario, El Intransigente decidió hacer una entrevista que nos permita conocer sobre su pasado militante y su futuro legislativo; y pese a que este medio no está entre sus favoritos accedió, amablemente y otorgando todas las facilidades, a darnos una entrevista.

El Intransigente: ¿Cuándo comenzaste a militar y por qué?

Pablo López:
Comencé a militar sobre finales del año 98, porque consideré que las ideas que tenía y que coincidían con las del Partido Obrero, tenía que llevarlas a la práctica. Es decir que si pensás que hay que cambiar las cosas, que se termine la explotación del hombre por el hombre, hay que actuar en consecuencia.

El Intransigente: ¿De esos primeros años qué ideas conservás y cuáles descartaste?
 
Pablo López: Todo lo que pensaba en ese momento lo sigo pensando ahora.
 
El Intransigente: En estos años, ¿qué pensás que le aportaste al PO como militante de base y como dirigente?

Pablo López: Lo que le aporte al PO en primer lugar fue el esfuerzo y la constancia en la militancia. Es difícil poder determinar uno mismo que es lo que aportó, en todo caso es una buena pregunta para mis compañeros.
 
El Intransigente:¿Que les dirías, en base a tu experiencia, a los jóvenes que se acercan a militar en alguna agrupación política sea o no el PO?

Pablo López: En primer lugar saludaría el hecho de que se estén organizando, pero daría con ellos un debate sobre la necesidad de militar en la construcción de un partido de los trabajadores, más aún en esta etapa de agotamiento del kirchnerismo, donde se ve claramente su giro hacia la derecha (ajuste, Milani, Proyecto X, etc.) y donde ha quedado claro que en Salta gobierna el mismo régimen político desde hace 30 años, y que lo hace a favor de los grandes grupos económicos. A los jóvenes, les diría que toda su energía y rebeldía juvenil se canalice en la construcción de una alternativa socialista.

El Intransigente: ¿Cómo definirías hoy al PO tras tanto tiempo de militancia?

PL: El Partido Obrero es un partido que ha logrado en estos años combinar, la enorme experiencia de los compañeros fundadores del partido, que vienen de luchas enormes como “el Cordobazo” o la lucha contra distintas dictaduras, y la fuerza de las nuevas generaciones que vienen de la experiencia del “Argentinazo” del 19 y 20 de diciembre de 2001, de la juventud obrera que da la batalla contra la burocracia sindical, como lo hizo Mariano Ferreyra. Esta experiencia y esta fuerza, ha colocado a nuestro partido como un actor político en el escenario nacional, sobre todo a partir de la constitución del Frente de Izquierda y los Trabajadores.
 
EI: ¿Cuáles son las claves del crecimiento de PO en los últimos años?

 
Pablo López: La clave es que hemos explicado de manera clara y sistemática los propósitos políticos del nacionalismo burgués encabezado por el kirchnerismo, denunciando al mismo tiempo el rol de la oposición de derecha, y la adaptación política y la cooptación de buena parte de la izquierda y la centroizquierda, ya sea por los K o por la derecha sojera. Nuestra posición independiente, el planteo alternativo que hemos desarrollado y una acción militante esforzada ha permitido que a partir del resultado obtenido en todo el país con el Frente de Izquierda y de los Trabajadores, dejamos en claro que no hay que bajar ninguna bandera ni principio para conquistar el voto popular, y hemos desmentido la idea de que a la izquierda del Kirchnerismo no había nada.
 
El Intransigente: ¿Los sorprendió que en la capital de provincia con una profunda raíz conservadora el PO se imponga por un margen tan importante?
 
Pablo López: El resultado obtenido pone en duda esa supuesta raíz conservadora. Mucho más, cuando nuestro resultado se da luego de un brutal ataque macartista contra nosotros. Hemos tenido como objetivo hacer una gran elección en la capital, el desarrollo de la campaña mostraba una tendencia y hemos hecho lo necesario para que esa tendencia se traduzca en un triunfo, por eso no fue una sorpresa para nosotros.

EI: ¿Qué tenés para decirle al conservadurismo salteño que no ha cesado en las críticas desde que provocaron el cimbronazo electoral de este año.
 
Pablo López:Que hagan un esfuerzo en mejorarlas, algunas parecen inspiradas por Peter Capussotto.

El Intransigente: Vas al Congreso, ¿hay alguna fuerza política con la que creés que vas a poder forjar una alianza o al menos tener más afinidad a la hora de trabajar?

Pablo López: En la sesión preparatoria hemos podido ver la adaptación política brutal de la centroizquierda al régimen gobernante. Esto explica porque les fue tan mal en la última elección. Creo que eso reafirma aún más, nuestro propósito de que el bloque del Frente de Izquierda sea un bloque independiente, que pueda clarificar ante la población de qué lado se paran las distintas corrientes políticas. Me consultan siempre si vamos a llegar a consensos con otros bloques, y les respondo que si es para aprobar nuevos acuerdos con los fondos buitres como hicieron recientemente, no cuenten con nosotros. Pero cualquier iniciativa que realmente sea un paso adelante para los trabajadores, aunque no sea la ideal para nosotros, la acompañaremos.

El Intransigente: ¿Creés que ahora, o en algún momento, será posible que los parlamentarios acepten cobrar el mismo salario que un docente?
 
Pablo López: En el caso del Frente de Izquierda y de los Trabajadores no hay dudas sobre este punto, y se cumple a rajatablas aunque no esté establecido legalmente. Veo muy difícil que los otros bloques acepten una medida de estas características. En Salta, apenas ingresé a la legislatura me rechazaron un proyecto que planteaba una propuesta de este tipo. Seguro será difícil que aprueben nuestras iniciativas, como por ejemplo la del 82% móvil para todos los jubilados o la eliminación del impuesto a las ganancias sobre el salario; por eso nos apoyaremos en la movilización popular para poder conquistar la aprobación de estos proyectos.

El Intransigente: Por último, tras la enorme elección del 2013, ¿creen que ocupar un cargo ejecutivo en el 2015 es una posibilidad?

Pablo López: Por lo menos en la ciudad de Salta es una posibilidad, lo han demostrado los últimos resultados. Ahora vamos con una agenda muy clara que defenderán nuestros nueve concejales: que se derogue el impuestazo, que se terminen las exenciones impositivas a grandes empresas, que se revisen los contratos de las empresas tercerizadas, que se reserven las mejores tierras de la ciudad para su urbanización con viviendas populares.


Sin saco, con barba y una promesa cumplida, ya empezó a hacer ruido en el Congreso

El, ahora, Diputado Nacional, Pablo López, además de haber sido la cara visible de uno de los hitos electorales históricos de la provincia fue protagonistas de uno de los hechos televisivos más llamativos del año. El dirigente le había prometido al periodista Víctor Lamberto, de Canal Once, que si era consagrado en las elecciones como legislador nacional se sacaba su emblemática y larga barba.

Conocido el resultado, en el programa televisivo “Salta Directo”, ni lerdo de ni perezoso fue al programa y se rasuró delante de los presentes. No obstante, a la hora de jurar en el Congreso de la Nación su barba había vuelto a crecer y López recuperó su imagen habitual. En lo que si fue tajante durante ese programa de televisión fue en asegurar que no iría de traje a la jura y lo cumplió, juró por Mariano Ferreyra con una camisa blanca y pantalón de vestir.

En la cuestión de las autoridades del Congreso tras la asunción de Pablo López, el Frente de Izquierda fue el único bloque que no votó la presidencia de Julián Domínguez y del resto de autoridades.

En este sentido, señaló que no avalarían con su voto “la agenda que estableció el bloque kirchnerista, que garantizó la delegación de poderes y superpoderes en el Ejecutivo, para imponer un régimen de emergencia económica que, durante una década, renovó la hipoteca de una deuda externa usuraria, las privatizaciones, la flexibilidad laboral y todo el edificio legal que ampara a la burocracia sindical de los Pedraza”.
 
López, destacó también que su agenda, “muy por el contrario, levantará las reivindicaciones políticas y sociales de los trabajadores”. En el acto de asunción, Pablo López, sostenía un cartel que decía: "No al fraude contra el Frente de Izquierda" y al momento de la jura lo hizo con una fórmula que sorprendió a todos juró "por Mariano Ferreyra, por todos nuestros mártires, por la clase obrera y por el socialismo".
 
Pablo López, tras la ceremonia señaló que los mismos partidos que en este Congreso pretenden fundar la elección de sus autoridades en la proporcionalidad de los bloques, desconocen ese principio en la Legislatura y el Concejo Deliberante de Salta, en un pacto contra el Partido Obrero, que ganó por 14 puntos el lugar que acredita la presidencia del Concejo, recordando la reñida elección para hacerse de la presidencia del órgano legislativo municipal.

Fuente: Semanario El Intransigente
Más de
11