DATOS SOBRE SALUD

Estos son los extraordinarios beneficios de donar sangre

¡No te imaginás lo buenos que son para tu salud!
martes, 13 de junio de 2017 · 18:10

BUENOS AIRES (Redacción) - En muchas ocasiones, las personas deciden donar sangre para sentirse más realizadas y poder ayudar a los demás. Pese a ser tan sencillo como acudir al centro más cercano, la mayor parte de la población no lo hace, y entre las razones se encuentran el miedo a las agujas o el simple hecho de que nunca se les habría ocurrido que donar sangre es muy beneficioso para la salud.

Equilibra los niveles de hierro en nuestro cuerpo 

Tanto la falta de hierro como el exceso son perjudiciales para el organismo. Por cada unidad de sangre donada, perdemos aproximadamente un cuarto de gramo de hierro. Aunque podamos pensar que esto es malo, ya que la falta de hierro puede conducir a la fatiga, la disminución del sistema inmune o a una anemia, los niveles altos de hierro en la sangre pueden ser aun peores, y desgraciadamente son más comunes.

Mejora el flujo sanguíneo

Estamos rodeados de agentes que tienen un potencial nocivo para nuestra sangre, como el tabaco, las radiofrecuencias, el estrés o el azúcar de nuestra dieta. Todos ellos hacen que nuestra sangre se hipercoagule, es decir, que se vuelva más densa y fluya con más dificultad. La hipercoagulación pasa factura a nuestros vasos sanguíneos, contribuyendo a su ruptura. Por ello donar con regularidad (dentro de los límites permitidos) nos ayuda a que nuestra sangre fluya con mayor facilidad, preservando el estado de los mismos. 

Nos informa sobre el estado de nuestra salud

Aunque no nos lo parezca, donar sangre nos sirve como una pequeña revisión. Se controla nuestra temperatura y presión sanguínea, el pulso, o los niveles de hemoglobina. Además, se comprobará si padecemos enfermedades infecciosas como el VIH, la hepatitis B y C o la sífilis. 

Alarga nuestra vida

Aunque tenga razones de carácter más social que científico, donar sangre aumenta nuestra esperanza de vida. Las personas que se ofrecen voluntarias por razones altruistas como ayudar a los demás, suelen vivir más que aquellos que se ofrecen voluntarios pensando en lo que obtienen.Los que donan sangre por estás razones viven una media de 4 años más.

Más de