SALUD

El peligro de colocarles aros a los recién nacidos

Aunque sea muy común, puede traer complicaciones y algunas, muy severas
viernes, 30 de noviembre de 2018 · 13:12

Algunos padres creen que poner aros a los bebés recién nacidos es mejor, ya que así olvidará rápidamente el dolor, sin embargo, la Academia Americana de Pediatría afirma que esta práctica podría ser muy peligrosa para la bebé.

De acuerdo a los especialistas, perforar las orejas de bebés recién nacidos puede aumentar el riesgo de infecciones y lesiones.

Peligros de poner aretes a bebés

1. El bebé puede tragarse el aro

Puede parecer imposible, pero los pediatras indican que es más común de lo que pensamos. Los aros son pequeñas piezas de metal que pueden ser muy peligrosos para el bebé, porque llegan a quedar atrapados en la ropa y sin querer, entrar en la boca del pequeño. Las consecuencias pueden ser muy graves, como lesiones en el esófago y otras complicaciones.

2. Infecciones

Es un error poner aros a bebés recién nacidos debido a que si se hace a los pocos días u horas del nacimiento, es probable que no se haya administrado antes de la vacuna del tétanos. Ésta es una infección bacteriana grave causada principalmente por una herida profunda. Ocasiona espasmos musculares dolorosos y puede provocar la muerte. Por lo general, la vacuna no se aplica hasta los dos meses de edad, por lo que perforar la oreja del bebé con un arete eleva el riesgo de la enfermedad.

3. Alergias

Como el bebé es recién nacido, es probable que no sepamos qué alergias puede tener, por lo que si manifiesta una reacción alérgica al metal del aro, se desarrolla una infección en el lóbulo de la oreja.

4. Ruptura del lóbulo

Poner aros en forma de argollas es muy peligroso para el bebé, ya que son fáciles de enganchar y pueden hacer que el lóbulo de la oreja se desgarre.

5. Queloides

Los queleoides surgen cuando después de una lesión, en este caso la perforación de la oreja, hay una reacción exagerada del cuerpo. Una vez que el orificio se hace, el cuerpo lo ve como un trauma y tratará de sanarlo, por lo que se formarán queloides, es decir, formaciones de tejidos alrededor del orificio. En la mayoría de los casos es necesaria la cirugía para removerlos.

Evitar complicaciones

La Academia Americana de Pediatría recomienda esperar a que la niña sea grande para hacer las perforaciones y evitar riesgos. Es recomendable que sólo se usen aretes de oro para evitar infecciones y hacerlo en un lugar que cuente con el equipo debidamente esterilizado.

No se recomienda usar aparatos para perforar, ya que no pueden ser esterilizados y existe el riesgo de que la niña tenga una infección. En casos más graves, puede desarrollar hepatitis.

Ya lo sabes, antes de ponerle aros a tu bebé, consultá a un experto y recordá que es mejor esperar a que sea más grande.

Más de
Cargando más noticias
Cargar mas noticias