Llagas

¿Por qué salen las aftas bucales?

Hay dos motivos que nadie conoce por el cual estas ampollas molestas nos hacen pasar un mal rato.
lunes, 17 de diciembre de 2018 · 11:03

Las aftas bucales o úlceras aftosas son pequeñas lesiones que aparecen en los tejidos blandos de la boca o en las encías. No son peligrosas, pero pueden causar dolor e incomodidad. Algunas personas pueden ser más susceptibles a padecerlas y hay motivos por los cuales salen a superficie, según explica el portal especializado SuMedico.com

Aftas bucales

Son pequeñas protuberancias o llagas rodeadas por una irritación que se manifiesta con enrojecimiento. Suelen confundirse con el herpes labial, sin embargo, las aftas bucales no son causadas por el virus del herpes y aparecen dentro de la boca, mientras que el herpes o los fuegos labiales aparecen fuera

Las aftas no son contagiosas y suelen desaparecer por sí solas en un lapso de una a dos semanas, pero para detectarlas, es importante que pongas atención a una lesión dentro de tu boca que es redonda u ovalada.

Normalmente tienen un centro blanco o amarillo y un borde rojo. Siempre aparecen dentro de la boca, encima o debajo de la lengua, dentro de las mejillas o labios, en la base de las encías o en el paladar blando. Unos días antes de su aparición puedes sentir una sensación de hormigueo en la boca.

Existen distintos tipos de aftas, entre las que se encuentran las aftas menores, mayores y herpetiformes.

Tipos de aftas bucales

1. Aftas menores

Este tipo de aftas son las más frecuentes y se caracterizan por ser pequeñas, con una forma ovalada y un borde rojo. Se curan solas en un par de semanas y no dejan cicatrices.

2. Aftas mayores

Son menos frecuentes que las aftas menores y son lesiones bucales más grandes y profundas. Tienen una forma redonda, con bordes bien definidos, aunque también pueden ser irregulares, especialmente si las aftas son muy grandes. En la mayoría de los casos, son extremadamente dolorosas y pueden tardar hasta seis semanas en curarse, dejando cicatrices importantes.

3. Aftas herpetiformes

Son comunes en personas de edad avanzada y contrario a lo que se podría pensar, no son causadas por el virus del herpes. Se caracteriza por lesiones pequeñas, del tamaño de la cabeza de un alfiler, pero que aparecen agrupadas con 10 o hasta 100 aftas. Tienen bordes irregulares y se curan sin dejar cicatrices en un par de semanas.

¿Qué causa las aftas bucales?

Los expertos en salud bucal aún no encuentran la causa exacta de estas lesiones, sin embargo, sospechan que los brotes pueden surgir por algunos factores como: Lesiones en la boca por un trabajo dental, cepillado excesivo de los dientes o por mordidas accidentales en la mejilla.

El uso de enjuagues bucales que contienen lauril sulfato de sodio. Sensibilidad o alergia a algunos alimentos, especialmente al chocolate, café, fresas, huevo, frutos secos y alimentos picantes o ácidos.

Una dieta con deficiencia de vitaminas B12, zinc, ácido fólico y hierro.

Cambios hormonales durante la menstruación.

Estrés.

Tabaquismo.

La mejor forma de aliviar las aftas bucales es con ungüentos tópicos de venta libre y analgésicos. El uso de enjuagues bucales antimicrobianos también ayuda a reducir la irritación. En caso de que las aftas sean muy grandes y no se quiten en más de dos semanas o haya brotes frecuentes, debes consultar a un médico. También si hay fiebre o dolor que no pueden controlarse con analgésicos.

Nunca uses remedios caseros porque podrías empeorar la lesión y hacer que tarde mucho más tiempo en sanar.