BEBER

¿Vino antes que cerveza? ¿Cerveza antes que vino?

De cualquier manera, usted tendrá una resaca. Es la cantidad de alcohol, no el orden en que se bebe, dicen los investigadores.
jueves, 21 de febrero de 2019 · 23:52

ESTADOS UNIDOS, Miami/ Redacción.- Un estudio publicado en la última edición de la revista “American Journal of Clinical Nutrition”, examinó el orden de las bebidas que consume la gente para determinar si es más o menos probable que tenga resaca según su línea alcohólica.

Para obtener sus hallazgos, los investigadores reclutaron "conejillos de Indias" humanos para beber copiosas cantidades de cerveza y vino. En total, 90 participantes de 19 a 40 años se inscribieron y los investigadores los dividieron en tres grupos. El primer grupo consumió 2,5 pintas de cerveza lager fría seguida de cuatro vasos grandes de vino blanco frío. El segundo consumió la misma cantidad de alcohol, pero al revés: bebiendo cuatro vasos de vino blanco frío, y luego bebiendo las 2.5 pintas de cerveza fría. El tercero, el "grupo de control", solamente bebía vino o cerveza.

A lo largo del experimento, los investigadores pidieron a los participantes que respondieran preguntas sobre su bienestar. También les pidieron que clasificaran su nivel de embriaguez en una escala del 1 al 10. (Si los participantes se sentían enfermos o querían dejar de beber, se les permitía hacerlo).

A la mañana siguiente, los investigadores preguntaron a los participantes si estaban experimentando algún síntoma de resaca, y tuvieron que clasificar sus síntomas de 0 a 56, a lo largo de la Escala de Resaca Aguda. Esta escala explica los síntomas de la resaca como la sed, la pérdida de apetito, el dolor de estómago, las náuseas y el dolor de cabeza.

Una semana después, luego de que los participantes tuvieron la oportunidad de secarse (y sacudirse los efectos secundarios de la resaca), regresaron a las instalaciones del estudio y repitieron el experimento al revés. El grupo que comenzó bebiendo cerveza, cambió a vino. Nuevamente, se les pidió a los participantes que calificaran su embriaguez a lo largo del experimento. A la mañana siguiente, se les pidió de nuevo que se anotaran su resaca. Al final, los investigadores no encontraron diferencias significativas en las puntuaciones de resaca entre los tres grupos.

Aún así, los investigadores lograron obtener algunas ideas útiles. Las mujeres tendían a tener resacas peores que los hombres.

Más de