SONDEO

Para la mitad de los argentinos, la corrupción es "inevitable"

Así lo asegura una encuesta
viernes, 06 de octubre de 2017 · 18:57

BUENOS AIRES (Redacción) - Según un estudio realizado por la compañía Taquión, la Universidad Abierta Interamericana (UAI) y la consultora BDO, el 50% de los argentinos cree que la corrupción "es inevitable", mientras los restantes consideran que "la principal causa de la corrupción es la deshonestidad de la sociedad en general". Este sondeo indicó, además, que existen notorias diferencias de percepción entre lo que una persona cree de sí misma en torno a temas relacionados con la deshonestidad, y lo que piensa del resto de la sociedad.

"Lo cierto es que la autopercepción de los habitantes de CABA y GBA respecto a su propio nivel de corruptibilidad es muy distinta de su percepción respecto a lo que opina que haría el resto de sus conciudadanos ante la misma situación", sostiene el escrito difundido por Taquion Research & Strategy, la Universidad Abierta Interamericana y la Firma de Auditoría y Consultoría BDO, y agrega que "casi todos se perciben como éticamente correctos, pero identifican a la sociedad como corrupta, lo que habla de una escisión como sociedad entre lo que somos y lo que construimos".

Este estudio reveló que el 50% de los consultados "piensa que la corrupción es inevitable", mientras que ese mismo porcentaje considera que "la principal causa de la corrupción es la deshonestidad de la sociedad en general". Incluso, al ser consultados sobre casos hipotéticos específicos, la encuesta reveló que "ante la posibilidad de sobornar a un policía para evitar una multa, el 76% de la gente declara que acepta la multa sin intentar el soborno, mientras que consultados respecto de qué piensa qué haría el común de la gente, esas mismas personas dicen que 8 de cada 10 de sus conciudadanos sobornarían al policía".

En tanto, en el escrito afirmaron que "ante una situación violenta de un hombre hacia una mujer en la calle, solo el 7% de los entrevistados dijo que no haría nada. Sin embargo, piensan que el 64% de la sociedad no se metería. ¿Un simple mal entendido? No lo creemos. Ante el error de un mozo en una cuenta a favor de ellos, nuevamente el 75% declaró que le avisaría al mozo para que corrija la cuenta incluyendo lo omitido, mientras que de nuevo creen que casi 8 de cada 10 personas no dirían nada".

Por otro lado, una de las instituciones más cuestionadas por la sociedad es la Justicia, tanto respecto de su velocidad para actuar, como en el caso de la falta de imparcialidad. En esta línea, la encuesta reveló que "el 70,4% de la población cree que la Justicia es corrupta o muy corrupta. Es un dato interesante que el gobierno nacional muestre una imagen de corrupto o muy corrupto 7 puntos menos que el puntaje obtenido por la propia sociedad".

Un dato interesante se registra cuando a los consultados se les pregunta sobre la solidaridad. En ese tópico, "el 76,4% se autopercibe como solidario o muy solidario y a su vez los entrevistados consideran que el 73,6% de la población así lo es. El 66% de los entrevistados declara que realiza actividades solidarias, y en un 40% dice que lo realiza a través de donaciones".

Además, aseguraron que "expertos en análisis del comportamiento explican que como los humanos somos 'cortos de vista', nos cuesta pensar a largo plazo. Incluso, tendemos más al autoengaño que a engañar a los demás. Todos pensamos que conducimos mejor que los demás, que un infarto es algo que le va a suceder a otro; todos mentimos diariamente sin que eso nos lleve a pensar que somos mentirosos o sencillamente malas personas".

"La gran frase 'todos lo hacen' es habilitadora de las primeras mentiras, y una vez que se ha mentido, la probabilidad de que vuelvas a incurrir en ella aumenta. Sucede que cuando uno miente, el cerebro emite una respuesta de 'incomodidad ética'. Cuando la mentira ha ocurrido decenas de veces, la incomodidad va menguando hasta desaparecer", detalla el estudio.

Y agragaron: "Por otra parte, científicos de dicha universidad concluyen que la mentira es contagiosa y que los países donde hay más confianza en el vecino (Noruega podría ser un buen ejemplo), logran mayor desarrollo económico. Esto no es otra cosa que la llamada 'confianza social', a la que pareciera que hoy, los argentinos estamos lejos".

Cargando más noticias
Cargar mas noticias