Escándalo

Un docente debió esconderse de la policía por hablar de Maldonado

Federico Mendoza fue arrinconado por la policía por haber hablado de Santiago Maldonado en su clase
viernes, 08 de septiembre de 2017 · 20:07

BUENOS AIRES (Redacción) - Federico Mendoza, docente de la escuela Técnica N°4 de Florencio Varela, debió esconderse de la policía por haber dado una clase sobre la desaparición del joven de 28 años, Santiago Maldonado, de quien no se conoce paradero desde el 1 de agosto. El profesor difundió su situación en las redes sociales y culminó con la viralización del caso.

"Doy política y ciudadanía. Estoy escondido en la Escuela Técnica 4, con la Policía afuera. No puedo salir. Por hablar de Santiago Maldonado. La Policía me tiene acá. Difundir", fueron las palabras desesperadas de Federico Mendoza, quien había hablado del caso de Santiago Maldonado con su clase y fue perseguido por las autoridades.

"Estoy fuera de acá. La Policía ignoró a directivos que salieron en mi defensa y no querían irse hasta hablar conmigo. Me increparon en la puerta e intimidaron a denunciarme", publicó el docente en su cuenta personal de la red social Facebook.

La escandalosa persecusión de Mendoza hizo eco en distintas organizaciones sociales que salieron en su defensa. Por caso, la sede del gremio docente SUTEBA de Florencio Varela denunció que "ante los hechos ocurridos en el día de hoy en la Técnica 4 de Varela" expresaron su rechazo a la "intervención policial en la escuela (que asiste por un llamado al 911), siendo que las fuerzas policiales son ajenas al desarrollo de contenidos curriculares y a todo quehacer escolar".

"No vamos a aceptar y repudiamos estos intentos de amedrentamiento (la policía ya se retiró del establecimiento). El secretario general y el secretario de DDHH de Suteba están en estos momentos en la escuela para apoyar a la institución y sus docentes", prosiguió el comunicado gremial.

Por su parte, la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI) comunicó la situación del profesor, que "tuvo que refugiarse en el interior de la escuela, ya que la policía se lo quería llevar por una denuncia realizada por algunas madres y padres, por haber estado hablando de Santiago Maldonado. ¡Basta de persecución!".