PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Izarán la bandera de la diversidad junto a la nacional en escuelas e instituciones políticas

Así lo decretó la Cámara de Senadores bonaerenses. Se realizará el 17 de mayo de cada año.
martes, 13 de noviembre de 2018 · 10:22

A través de un proyecto de ley, la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires reglamentó el izado de la bandera de la Diversidad Sexual y de Género, junto a la bandera de la Nación Argentina, en las escuelas e instituciones provinciales.

Así lo manifestaron por medio de una ley, en donde se señala que tal acción deberá tener lugar todos los 17 de mayo de cada año, a modo de ”concientización respecto de la diversidad sexual y de género”.

Según consta en el documento, lo dispuesto en la ley deberá llevarse adelante en la Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Ministerios, Honorables Cámaras de Senadores y de Diputados, y demás reparticiones públicas provinciales.

Además, tal ley deberá cumplirse en las escuelas de gestión estatal y/o privadas en sus distintos niveles.

Siguiendo una línea similar a la que se busca representar con este proyecto, días antes, la diputada rionegrina Silvia Horne presentó una propuesta para que se elimine la categoría de “sexo” en los documentos oficiales, tales como el DNI.

Según destaca el documento, se buscará "eliminar la categoría de ‘sexo’ de cualquier documento público o privado; y garantizar la integridad, la autonomía y la diversidad corporal de todas las personas frente a intervenciones destinadas a modificar sus características sexuales para adecuarlas a los estándares médicos de asignación sexual o ‘normalidad’”.

Además, la legisladora destacó que actualmente hay una “falsa noción de sexo, basada en la interpretación histórica, ideológica y cultural que se hace sobre ciertas diferencias anatómicas, especialmente, sobre la genitalidad y otras comúnmente denominadas características sexuales”. Al tratarse de interpretaciones que ya no tienen “utilidad” en la actual sociedad, Horne entiende que el Estado debe “respetar el género autopercibido de acuerdo a cómo cada persona lo siente".