VILLA BALLESTER

Crimen de Zaira: "O salimos todos armados o que vengan las fuerzas armadas"

Los vecinos continúan con los reclamos frente a la comisaria y exigen más seguridad.
miércoles, 14 de noviembre de 2018 · 10:38

Los vecinos de la localidad de Villa Ballester, partido de San Martín, continúan con los reclamos por la muerte de la  piloto de karting, Zaira Rodríguez. Protestando por la falta de acción de parte de la comisaria y las autoridades, los vecinos advirtieron que “o salimos todos armados o que vengan las fuerzas armadas”.

“Quiero vivir libre”, gritó uno de los vecinos, frente a la comisaria de la localidad, en donde se agolpan decenas de personas a espera de que alguien les dé una respuesta y les garantice seguridad.

Zaira, de 21 años, fue asesinada de un tiro en la cabeza cuando estaba dentro de un vehículo, junto con su novio, Nicolás Impiombato. Estacionado a cuadras de la villa La Rana, dos delincuentes se les acercaron y los amenazaron para que bajaran la ventanilla del auto. Al recibir un negativo, los criminales dispararon contra la joven y huyeron.

El pasado martes, cuando los vecinos se presentaron en la comisaria, los efectivos policiales sólo pudieron decirles que tienen “más patrullaje que el que ya teníamos. Nosotros trabajamos y tenemos el respaldo de la ley. No estamos desbordados".

Hoy, la alternativa que encuentran los vecinos es la de salir armados a la calle, algo que no sería tan descabellado si se tiene en cuenta que fue la propia Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien alentó a la sociedad a hacerlo.

“Argentina es un país libre, el que quiera estar armado que ande armado, el que no quiere estar armado que no ande armado”, dijo la líder de la cartera de Seguridad, tras su paso por Río Cuarto, Córdoba, para formar parte del Argentina Exporta.

Sus palabras enseguida fueron recogidas por demás dirigentes políticos, quienes le señalaron a la Ministra que armarse no sería la solución y mucho menos en un clima de violencia como el actual. Sin embargo, Bullrich sólo atinó a ratificar su posición al señalar que “no está prohibido” hacerlo.