INDEC

Jubilados: Un informe privado advirtió sobre una fuerte suba en medicamentos

Según las estadísticas, la inflación de los medicamentos del 2015 al 2018 aumentó un 235%, y algunos remedios esenciales se incrementaron más del 534%.
miércoles, 16 de enero de 2019 · 12:42

De acuerdo a un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), las proyecciones del INDEC para el año 2018 indican que se registraron en el país 6.838.533 de habitantes que tienen 60 años y más, es decir, que representan un 15,4%, siendo 43% varones y 57% mujeres. De esta manera, la inflación en los medicamentos constituye uno de los factores más influyentes a la hora de que los mayores puedan acceder a una salud de calidad.

Así, según las estadísticas, la inflación de los medicamentos del 2015 al 2018 aumentó un 235%, y algunos medicamentos esenciales se incrementaron más del 534%. En contraste, la jubilación mínima actual es de $ 9.309 y en el 2015 la primera movilidad anual la llevó a un importe de $3.821, siendo el aumento del periodo mayo 2015 a diciembre de 2018 de un 143,63%.

El CEPA explica que si se considera el año 2018, en promedio, los precios de los 50 principales medicamentos aumentaron 53,24%, ubicándose por encima de la inflación anual que cerró en 47,6% de acuerdo a los datos del INDEC. En este sentido, el promedio de los 10 medicamentos que más aumentaron en el mismo periodo alcanza el 14,85%, entre los que cabe destacar aumentos de hasta un 21,3%.

Sin embargo, desde PAMI destacaron que en 2018 la entidad firmó un convenio directo con los laboratorios, sin intermediarios, para reducir significativamente el costo de los fármacos para sus afiliados. El sistema incluye que el propio instituto le pague a las farmacias para evitar cortes en las prestaciones.

El CEPA sostuvo en su informe que una resolución de PAMI agregó condiciones extremadamente extraordinarias para acceder a la cobertura del 100 por ciento, una ayuda que reciben los sectores más vulnerables dentro de la tercera edad.

Pero en el organismo negaron que se hayan puesto condiciones "extremadamente extraordinarias". Dijeron que se pusieron requisitos para evitar que jubilados con buenos recursos y que, en algunos casos, cuentan con prepagas, accedan a beneficios que tienen que quedar "para los que realmente no tienen".

Desde la institución comentaron también a El Intransigente que no hubo reducción de cobertura. "Todos los afiliados de PAMI tienen cobertura del 100 por ciento para remedios de alto costo. Y de hasta el 80 por ciento para todos los medicamentos. Lo que se controla es que la ayuda para cobertura total no se de a personas que no la necesitan", precisaron.

Según un informe de Estadísticas Vitales del ministerio de Salud, en Argentina en el año 2009, el 44% de las defunciones de personas de 60 años y más correspondieron al aparato circulatorio, el 26% a tumores y el 21% a enfermedades del sistema respiratorio. Solo el 5,5% de las muertes fueron por causas de enfermedades infecciosas y parasitarias.

De esta manera, la situación, según CEPA, se vuelve más crítica, teniendo en cuenta los aumentos que registraron los medicamentos que utilizan las personas con problemas circulatorios, que conforman la mayoría de los adultos mayores. En el caso del medicamento para patologías cardiovasculares Acenocumarol (Sintrom), que es un anticoagulante necesario para evitar Accidentes Cerebro Vasculares (ACV) en personas que padecen arritmias cardiacas, e incrementó su valor en un 534,42%.

Asimismo, el medicamento para Patologías Respiratorias, fluticasona+salmeterol (Seretide), aumentó su precio en un 302,07%, siendo hoy su valor actual de $1.805,06, mientras que los tratamientos para personas asmáticas o con Enfermedades Obstructivas Crónicas (EPOC) se han visto fuertemente encarecidos. Esta cifra es importante, ya que el EPOC representan el 13% de las defunciones por enfermedades respiratorias.

Además, otra de las dificultades es la del auemento del medicamento para Patologías Osteoarticulares, Etoricoxib (Arcoxia). Se trata de un fármaco antiinflamatorio no esteroideo que se utiliza para el dolor crónico de patologías osteoarticulares como artrosis y artritis reumatoidea, el cual se incrementó un 284,95%.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia