DECLARACIONES

"Tengo la oportunidad de desafiarme y convertirme en una mejor persona"

Christoffer Persson, el turista sueco al que tuvieron que amputarle una pierna tras ser baleado por un delincuente, rompió el silencio.
miércoles, 16 de enero de 2019 · 21:40

"Tengo la oportunidad de desafiarme y convertirme en una mejor persona", aseguró Christoffer Persson, el turista sueco al que tuvieron que amputarle una pierna luego de que fuera baleado por un delincuente en el barrio porteño de Monserrat. En ese sentido, el ingeniero informático de 36 años destacó: "Me siento aliviado de haber sobrevivido".

Luego de obtener el alta, Persson decidió hablar con la prensa y referirse a la situación que le tocó vivir en el país cuando el pasado 30 de diciembre fue atacado por un delincuente mientras caminaba entre las calles Tacuarí y Venezuela junto a su novia. Sin embargo, a pesar de lo ocurrido, evitó lamentarse o mostrar resentimiento y ponderó su tiempo en el país.

"Recuerdo mucho del hecho, estábamos caminando mirando google maps y alguien aprovechó la oportunidad para tratar de robarme el teléfono", recordó el sueco durante una entrevista que mantuvo con el programa Telenoche, al tiempo que explicó: "Yo empecé a tironear también y vi que me apuntaba con un arma a la cabeza. Entonces traté de desviarle la mano y me disparó en la pierna".

En ese sentido, destacó: "Sentí una sensación muy intensa y calma a la vez. Mucha gente se acercó a ayudarme antes de que llegue la ambulancia" y agregó: "Una mujer, llamada Analía, básicamente me salvó la vida, me hizo un torniquete con una toalla para parar la hemorragia. Tuve mucha suerte de que ella estuviera ahí. Luego llegó la ambulancia y sentí bienestar".

"Pensé 'pueden salvarme no puede ser tan malo'. Ese pensamiento me acompañó durante el proceso de cirugía. Sentí que estaba en muy buenas manos", resaltó el turista al referirse a los médicos que lo atendieron en el Hospital Argerich. "Sabía lo riesgoso que era un tiro en la pierna. En ese momento me sentía aliviado de haber sobrevivido y todavía me siento así. No estoy triste por perder la pierna, estoy feliz por haber sobrevivido".

Incluso, se mostró esperanzado por la vida que deberá enfrentar tras el hecho delictivo. "Empieza algo nuevo, con la prótesis. Es un reto a superar", afirmó, al tiempo que argumentó: "Creo que fui bastante perezoso en mi vida. Pero ahora tengo la oportunidad de desafiarme a mí mismo y convertirme en una mejor persona".

 

Es más, a pesar de lo que podría esperarse, Persson aseguró: "Pienso venir el año que viene. Para ese entonces quiero estar parado en mis dos pies. En realidad un pie y una prótesis y así poder caminar normalmente para poder visitar a todas las personas que me ayudaron. Y quiero aprender a hablar español, antes de mi segunda visita", para de esa manera no depender de la traducción de su novia.

"Voy a describir lo bueno de la gente de acá. Ese será un recuerdo para mí. Me siento afortunado y bendecido con la gente que conocía acá", reiteró el ingeniero, que calificó de "estúpido" a su agresor aunque afirmó que no buscó generalizar, quien al brindar una suerte de consejo a otros visitantes, concluyó: "Les diría que vengan, que tengan cuidado, pero que vengan. Las personas son increíbles".

7
1
68%
Satisfacción
6%
Esperanza
6%
Bronca
12%
Tristeza
6%
Incertidumbre
0%
Indiferencia