INSEGURIDAD

Roberto Gramajo, el segundo acusado de asaltar al turista sueco, quedó en libertad a cambio de donaciones

El hecho ocurrió en 2015
martes, 22 de enero de 2019 · 22:34

El segundo detenido por asaltar al turista sueco Christoffer Persson tiene antecedentes penales por robo. Se trata de Roberto Gramajo, de 25 años, más conocido como “Chicho”.

El atacante, quien confesó en el día de ayer haber sido el autor del disparo al turista, logró en 2015 suspender un juicio a prueba en un caso de robo. En las últimas horas, se conoció que el 9 de junio de 2015, se realizó una audiencia donde se resolvió la suspensión del juicio por un siniestro perpetrado por Roberto Gramajo y su cómplice Oscar González.

En esa oportunidad, un juzgado de Garantías de la localidad bonaerense de Avellaneda, estableció la donación de un pack de leche cada dos meses, durante un año. Allí se dispuso que cada uno de los acusados, debía pagarle a la víctima, 100 pesos como medida de reparación del daño, y durante un año, realizar donaciones bimestrales de un pack de leche a una institución de bien público.

Así es que, Roberto Gramajo, quedó en libertad a cambio de donaciones.

Cabe recordar que “Chicho” es el segundo detenido en la causa del turista sueco, a quien debieron amputarle una pierna para salvarle la vida. En el día de ayer, el acusado confesó: “se me escapó el tiro” ante la justicia. Según indicaron fuentes judiciales a la agencia Télam, el imputado también declaró que la noche del robo al turista, había salido a robar junto al otro acusado detenido, Rodrigo Peláez, de 22 años, y que él se sentó en el asiento trasero del auto para poder bajar y subir sin problemas a la hora de cometer el robo.

Gramajo fue detenido el pasado 19 de enero, en el barrio Isla Maciel de Avellaneda.

Cabe destacar que luego de obtener el alta, Persson decidió hablar con la prensa y referirse a la situación que le tocó vivir en el país cuando el pasado 30 de diciembre fue atacado por un delincuente mientras caminaba entre las calles Tacuarí y Venezuela junto a su novia. Sin embargo, a pesar de lo ocurrido, evitó lamentarse o mostrar resentimiento y ponderó su tiempo en el país.

"Recuerdo mucho del hecho, estábamos caminando mirando google maps y alguien aprovechó la oportunidad para tratar de robarme el teléfono", recordó el sueco durante una entrevista que mantuvo con el programa Telenoche, al tiempo que explicó: "Yo empecé a tironear también y vi que me apuntaba con un arma a la cabeza. Entonces traté de desviarle la mano y me disparó en la pierna".

En ese sentido, destacó: "Sentí una sensación muy intensa y calma a la vez. Mucha gente se acercó a ayudarme antes de que llegue la ambulancia" y agregó: "Una mujer, llamada Analía, básicamente me salvó la vida, me hizo un torniquete con una toalla para parar la hemorragia. Tuve mucha suerte de que ella estuviera ahí. Luego llegó la ambulancia y sentí bienestar".

"Pensé 'pueden salvarme no puede ser tan malo'. Ese pensamiento me acompañó durante el proceso de cirugía. Sentí que estaba en muy buenas manos", resaltó el turista al referirse a los médicos que lo atendieron en el Hospital Argerich. "Sabía lo riesgoso que era un tiro en la pierna. En ese momento me sentía aliviado de haber sobrevivido y todavía me siento así. No estoy triste por perder la pierna, estoy feliz por haber sobrevivido".

 

 

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia