TRÁNSITO COMPLICADO EN CABA

¿Qué calles serán cortadas y cuáles serán los desvíos?

Un fuerte operativo de seguridad se cierne en los alrededores del Congreso, a raíz del discurso que dará el Presidente.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 08:47

Como consecuencia del discurso que el Presidente, Mauricio Macri, brindará en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso, el tránsito cerca de los alrededores del recinto estará paralizado debido a un operativo de seguridad. De esta forma, tanto los automovilistas como el transporte público circularan por un camino alternativo.

A partir de las 10 horas los alrededores del palacio serán vallados y, entre la franja de 7 a 13 las calles de los alrededores permanecerán cortadas totalmente. Desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires informaron que el tránsito estará imposibilitado en la Av. De Mayo entre Bolivar y Plaza de los Dos Congresos; Av. Rivadavia entre Balcarce y Bolivar/San Martín, y entre Luis Sáenz Peña/Paraná y Riobamba; Av. Callao entre Tte. Gral. Perón y Av. Rivadavia; y en Hipólito Yrigoyen entre Av. Entre Ríos y Paraná.

Además, también habrá un corte total en el perímetro entre Av. Corrientes entre Av. 9 de Julio y Av. Leandro Alem: Tte. Gral. Juan Domingo Perón entre Rincón/Junín y Av. 9 de Julio; Av. Leandro Além/Av. Paseo Colón; Moreno y Rincón /Junín.

En cuanto al transporte público, se priorizará la circulación del Metrobus 9 de Julio. Entre las líneas que cambiarán su recorrido se encuentran: 2, 5, 6 , 7, 8, 9, 10, 12, 17, 22, 23, 24, 26, 28, 29, 37, 39, 45, 50, 56, 59, 60, 64, 67, 70, 75, 86, 90, 91, 96, 98, 99, 100, 102, 103, 105, 109, 111, 115, 124, 126, 140, 146, 150, 168 y 180.

A los automovilistas se les sugiere desviar por Av. del Libertador y Av. Leandro Alem para quienes vayan hacia el sur y por Av. 9 de Julio y Av. San Juan para quienes vayan hacia el norte. Además, estará prohibido estacionar en el perímetro del Congreso.

Para asegurar el cumplimiento de estas restricciones, desde las 7 de la mañana un total de 400 agentes porteños fueron dispuestos para ayudar a ordenar el tránsito y señalar los desvíos posibles.