DOLOR EN PRIMERA PERSONA

Luego de la condena, la víctima del anestesista recordó sus terribles vivencias

Gerardo Billiris fue encontrado culpable de tentativa de homicidio, tras haber drogado y atacado a golpes a María Belén Torres, quien rompió el silencio.
sábado, 16 de marzo de 2019 · 00:30

Este jueves, el anestesista Gerardo Billiris, de 42 años, fue condenado a 14 años de prisión por tentativa de homicidio, tras haber drogado y atacado a golpes a María Belén Torres, de 27, en su departamento del barrio de Palermo, en enero de 2017. Ahora, la mujer decidió romper el silencio y contar los terribles momentos que vivió junto al médico.

El juicio, que había comenzado el 8 de noviembre, se llevó adelante por dos hechos en los que acusaban a Billiris, siendo que en el primero de ellos, una joven modelo lo culpó de haberla drogado y abusado de ella junto a Juan Martín Mercado en 2012, en el departamento del médico, en Beruti al 4500. Mientras que en el segundo se lo juzgó por haber desfigurado Torres, por lo que fue acusado de intento de homicidio. 

"La recuperación psicológica la hago día a día, por más que le den 10 o 100 años", reconoció Torres durante una entrevista en el programa que conduce Mariana Fabbiani, y destacó: "Tiene un modus operandi de secretaria, me contrata para eso pero nunca termino de hacer la tarea como corresponde. Un día decide irse, vuelve, se droga, me droga con con crack".

En ese sentido, la mujer destacó que su calvario duró "3 horas en las que cocinaba y hablaba", aunque resaltó que la agresión recién tuvo lugar cuando el médico "se droga, se ahoga, lo ayudo y me empieza a golpear diciendo que me quería matar. Me corre por todo el departamento. Veo el balcón y pensé en tirarme para salir".

"Estaba viviendo un infierno. No sé por qué me meto a un baño chiquito, abrí, me comí los golpes. Voy a la puerta, la destrabo y me tiro en el palier. A partir de ahí, me seguía golpeando hasta que un vecino escucha. Yo ya había perdido el conocimiento", continuó Torres su duro relato, al tiempo que, ante la consulta sobre su recuperación y las secuelas, afirmó: "No tardó mucho tiempo y me quedaron algunas marcas. El ojo fue lo que más tardó y el tema del oído que siento que escucho menos, supuestamente me metió una ampolla y explotó pero no me acuerdo".

Asimismo, la mujer advirtió sobre la existencia de otras damnificadas y explicó: "Salí a hablar e hice videos, entonces salieron 19 chicas. Fueron todas al estudio de Fernando Burlando", al tiempo que admitió que al escuchar la condena "fue como un sabor agridulce porque lo condenaron pero el fiscal pedía 28 y le dieron 14. A mí siempre me va a doler", ya que al ser consultada por su vida diaria señaló: "Hace 2 años que no trabajo".