SALUD

“Hay gente que abandonó el medicamento que tiene que tomar”

Así lo confirmó María Isabel Reinoso, presidenta de COFA, en el programa Lanata Sin Filtro, en Radio Mitre.
martes, 05 de marzo de 2019 · 13:30

A raíz del estudio que dio a conocer la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), junto a la consultora de salud IQVIA, donde afirman que durante el 2018 la venta de medicamentos cayó un 5,1% en relación al año anterior, lo que representa una diferencia de casi 40 millones de medicamentos menos, el programa de Jorge Lanata (Lanata Sin Filtro, en Radio Mitre) entrevistó a la presidenta de COFA, María Isabel Reinoso.  

"Hicimos un estudio del mes de julio del año pasado, con respecto al año anterior, y notamos un descenso del 14%", declaró la presidenta, al ser consultada por la venta de medicamentos.

"Hicimos el mismo estudio entre diciembre de 2018 con respecto a 2017, y vimos un descenso en todos los segmentos. La mayor caída fue para los medicamentos para sangre de un 18%", sentenció.

La preocupación crece porque, según consideran, los pacientes podrían estar abandonando sus tratamientos crónicos debido a la situación financiera. “Hay gente que abandonó el medicamento tiene que tomar, abandonaron los tratamientos" confirmó Reinoso.

De acuerdo al informe, todos los grupos farmacológicos sufrieron la caída en las ventas, siendo los medicamentos para la sangre los más afectados y los que sirven para los músculos esqueléticos los únicos que no vieron afectadas sus comercializaciones. “Los pacientes vienen a la farmacia con varios medicamentos y nos preguntan cuál es el más importante". Al mismo tiempo que confirmó que "en todas las farmacias creció el fiado" detalló la presidenta.

En cuanto a la cobertura de las obras sociales, Reinoso aportó “el año pasado PAMI fijó un precio y subió muy por debajo de la inflación, un 26%" y siguió “mucha gente que pagaba una prepaga, hoy ya no la puede pagar".

Y el comienzo de 2019 no trajo mejores noticias para la industria, porque durante enero la tendencia se mantuvo y los productos de venta libre cayeron 8,7%, mientras que los que se dispensan bajo presentación de receta tuvieron un deterioro del 5%.