emoción

Un excombatiente de Malvinas recuperó el casco que le salvó la vida

El soldado platense soñaba con recuperar el elemento que evitó que muriera cuando lo balearon en la cabeza.
jueves, 07 de marzo de 2019 · 22:17

Jorge Beto Altieri, fue herido en la batalla de Monte Longdon durante la Guerra de Malvinas. El soldado perdió el contacto con el casco que le había salvado la vida atenuando el impacto de las esquirlas de mortero que lo alcanzaron en el combate.

Sin embargo, hace siete años volvió a tener noticias del elemento cuando apareció subastado en un sitio de Internet. Altieri quiso entonces comprarlo, pero no pudo: un coleccionista lo adquirió doblando su oferta. El actual dueño del casco, en Londres, lo ofrecía en una subasta on line que cerraba con un precio base equivalente a más de medio millón de pesos

Pero este jueves, el excombatiente de Malvinas recibió una de las noticias más emocionantes de su vida. Un empresario, de forma anónima, compró el objeto y se lo regaló al héroe argentino. 

Sin dar mucha información -ni su nombre ni su número de teléfono-, llamó al excombatiente y le dijo que el casco iba a estar en sus manos en pocos días. "Esta persona no se identificó y se comunicó desde un número anónimo. Fue muy rápido. Estoy muy contento", aseguró a TN.com.ar.

Más tarde, Jorge hijo, admitió: "Jamás vi llorar a mi papá, ni por la muerte de su mamá. Lamento no haber compartido muchos momentos con él, pero este no me lo olvido más".

"Fijate cómo está roto, los pibes no me lo habrán sacado por temor a romperme más la cabeza, el casco fue conmigo hasta el hospital de Malvinas en Puerto Argentino y recién ahí me lo quitaron. Fue como si me hubieran sacado parte de mi cuerpo, pero ahora lo tengo nuevamente conmigo", agregó Jorge.

"Beto" contó que entre las primeras cosas que piensa hacer ahora con el casco, está el deseo de llevarlo frente a las bóvedas de sus papás y de sus abuelos. Quedarse un rato con ellos. El plan viene acompañado de una nueva escena que recupera a la distancia, ocurrida en el hospital regional de Comodoro Rivadavia en 1982.