Fuerzas Armadas

La obra social de los militares bajo la lupa: ¿hay negocio detrás del Iosfa?

Ya cuenta con varias denuncias por irregularidades en el manejo económico y nombramientos de personal.
lunes, 15 de abril de 2019 · 15:00

La obra social de los militares sigue dando que hablar, en medio de varias denuncias por irregularidades en el manejo económico y nombramientos dentro del Iosfa. Por ello, se le pidió un informe de gestión. Sin embargo, pese a que la dependencia pública debería pasar una auditoría para demostrar la transparencia de los millonarios fondos que administra, según indicaron fuentes castrenses esto no se está haciendo.

Cabe destacar que, el Iosfa tiene más de 600 mil afiliados y nació en 2013, bajo el gobierno de Cristina Kirchner. Antes había una obra social por cada una de las armas: el IOSE (Ejército), la DIBA (Armada) y la DIOSFA (Fuerza Aérea).

El Ejecutivo nacional solicitó que los informes de la obra social sean suministrados antes del miércoles de la semana que viene, mediante exposiciones de los responsables directos de las áreas bajo sospecha con el fin de que los miembros del Directorio del Iosfa puedan interactuar con ellos, formulando las preguntas y comentarios que se consideren convenientes para esclarecer el manejo de los fondos. 

Uno de los principales sectores del Iosfa que se encuentran bajo la lupa es de “personal”, ya que, según el informe del Gerente de Recursos Estratégicos realizado en mayo de 2018, en la obra social “sobran” más de 400 empleados. En consecuencia, se solicitó el listado de los trabajadores incorporados bajo cualquier modalidad de contratación en los últimos 3 años, incluyendo los contratos de asesoramiento, asistencia técnica y locación de servicio. Sin embargo, según advirtieron fuentes castrenses habrían sacado a los médicos trabajando para la entidad y que estarían de sobra para que no se hagan más auditorías.

En cuanto al personal militar trabajando en Iosfa se pidió información sobre el cumplimiento del Acta del Directorio Nro 35 Anexos I, II y III del 14/02/17, como así también el detalle del pago de pasajes y otros emolumentos de integrantes de la entidad desde su residencia hasta el lugar de trabajo para controlar el cumplimiento de las normas que justifican o autorizan ese gasto. 

Otra información que se pidió fue el de alquileres de inmuebles para conocer la planificación integral de las delegaciones y subdelegaciones, especificando la ubicación física de sus sedes y su condición contractual, teniendo en cuenta el “canon locativo mensual, estudio de conveniencia en comparación con otras alternativas al alquiler, o el empleo de instalaciones de las FFAA/SS, gastos realizados o previstos en reparaciones y acondicionamiento”, etcétera. 

En cuanto al acceso a la información del Iosfa se instó conocer también, con el objeto preciso de ejercer las funciones de conducción, administración, planificación, evaluación y control, asignadas por el DNU 637/13, acceso a distintos Sistemas de Información (E-SIGA, Afiliaciones, etcétera) excepto aquella que tenga la clasificación de “Secreto Médico”. Puesta a disposición de indicadores de gestión “Proyecto de Cuadro de Mando Integral” solicitado en Reunión de Directorio ACEDIR-2019-84 APN#IOSFA. 

La auditoría busca conocer, además, la disponibilidad de prestadores convenidos y estructura del Iosfa en las distintas regiones del país. Para ello, se solicita información respecto al despliegue de farmacias propias y convenidas, como de los centros de atención al afiliado y de la subgerencia de turismo. En ese sentido, para el Directorio “resulta menester conocer en qué estado del proceso de integración se encuentran las unidades hoteleras, toda vez que a la fecha hay unidades que aún facturan con los CUIT de las Obras Sociales residuales, a través de las cuentas de las fuerzas armadas”. 

La implementación y estado de funcionamiento del “procedimiento de reintegros varios”, como así, el “procedimiento de recupero por las prestaciones médicas al personal militar y de seguridad por la atención recibida como consecuencia de actos de servicio”, también será auditada. Por otro lado, cabe recordar que, en septiembre de 2018 se presentó el proyecto de Presupuesto 2019, que fuera aprobado “en general” para permitir su elevación en término al Ministerio de Defensa. El Directorio, conforme la normativa vigente solicitó información de detalle para poder estudiar, evaluar, y eventualmente aprobar el presupuesto. Sin embargo, hasta el momento esos datos no fueron suministrados, por lo que el importe de este año “no fue aprobado en forma particular”, pero se reitera el pedido de dicha información. 

Por último, con la finalidad de dar cumplimiento a lo establecido en DNU 637/13 Art 20 Inc 14, se solicita información de la “evolución de las inversiones financieras del periodo comprendido entre enero 2018 a la fecha”. La revisión fue demandada tras la sospecha de la existencia de un negocio detrás de la gestión de los militares al frente de la obra social, al no controlarse la facturación de las prestaciones se considera que alguien recibe un beneficio por dar esa orden, es por ello que, se realizó una nota elevada al Directorio, en la cual se piden precisiones al presidente sobre este tema.