MONUMENTAL

Las increíbles curiosidades de la Estación Espacial Internacional

Primer paso para la creación del mayor lugar habitado por el hombre fuera de la Tierra.
viernes, 23 de noviembre de 2018 · 10:55

Semejante logro merece ser redescubierto. El primer módulo de la Estación Espacial Internacional (EEI) fue lanzado el 20 de noviembre de 1998, en lo que fue el primer paso para la creación del mayor lugar habitado por el hombre fuera del planeta Tierra

No obstante, a pesar de que ya hace 20 años desde que la estación está orbitando a más de 400 kilómetros de la superficie de nuestro planeta, aún tiene algunos secretos poco conocidos. En el aniversario de uno de los mayores logros de la humanidad en el ámbito espacial, la agencia Sputnik reunió algunas curiosidades de la EEI. 

El satélite más grande

Aunque en las fotos la estación no impresione por su tamaño, la EEI es más grande de lo que parece. De hecho, sus enormes dimensiones la convierten en el mayor satélite artificial jamás construido. 

Tiene 109 metros de longitud, 75 de ancho y 27 de alto. Su área equivale al tamaño de un campo de fútbol americano. Mientras tanto, su peso supera las 400 toneladas. En cuanto al espacio habitable, en sus 1.000 metros cúbicos tiene dos baños, un gimnasio y un ventanal de 360 grados desde donde los astronautas sacan impresionantes fotos. 

El tamaño de la EEI es tan grande que solo dos objetos brillan más en el cielo nocturno: la Luna y Venus. 

Un astronauta italiano casi se ahogó en la EEI

Uno de los incidentes más horripilantes e increíbles ocurrió con el astronauta italiano Luca Parmitano, que estuvo a punto de ahogarse dentro de su traje espacial mientras estaba fuera de la estación. Esto ocurrió debido a una fuga de refrigerante que penetró en su sistema de abastecimiento de aire. Según contó el propio italiano, se sintió como si fuera 'un pez dorado en un acuario' a medida que las partículas de agua se metían en sus ojos y fosas nasales.

En poco tiempo se acumuló tanta agua que Parmitano tuvo que volver dentro de la estación a ciegas, donde los demás miembros de la tripulación lo estaban esperando. 

El objeto más caro creado por el hombre

La EEI es una auténtica demostración de la cooperación internacional en el ámbito espacial. Así, son 16 los países que participaron en su construcción, entre los cuales estaban España y Brasil. Sin embargo, esta extensa colaboración internacional hace que sea muy complicado calcular el coste exacto de la estación, pero la mayoría de las fuentes estiman que superó los 150.000 millones de dólares. 

La Estación Espacial Internacional se convirtió en el objeto individual más caro jamás creado por el ser humano.  

¿Virus 'extraterrestres' en computadoras? 

El hecho de que estés en el espacio no significa que un virus no se pueda meter en tu computadora. Los 52 ordenadores a bordo de la Estación Espacial Internacional han estado infectados más de una vez. El primero fue un gusano conocido como W32.Gammima.AG, que tenía el propósito de robar contraseñas de videojuegos en la Tierra. La NASA comentó que no era un serio problema, pero sí uno molesto. 

La EEI está por todas las partes

A pesar de ser tan grande, la Estación Espacial Internacional se mueve a una trepidante velocidad de 7,66 kilómetros por segundo y da una vuelta a la Tierra cada 90 minutos, razón por la cual los humanos dentro de ella avistan 16 amaneceres y puestas de sol cada día. Además, mientras orbita nuestro planeta, la EEI sobrevuela el 90% de los lugares habitados de la Tierra. 

¿Cómo conectarse a internet en el espacio?

Incluso en la EEI hay conexión a internet y todos los residentes tienen computadoras portátiles. Pueden conectarse a la web para contactar con sus familiares o ver la TV en directo. 

La vida a bordo de la EEI

Aunque en la mayoría de las fotos de los astronautas a bordo de la estación espacial se ven caras sonrientes, es todo un desafío para el cuerpo humano permanecer allí durante mucho tiempo. Entre otros efectos secundarios que sufren quienes pasan un determinado tiempo en el espacio está la pérdida de masa muscular y ósea, así como el empeoramiento de la vista. 

Es precisamente para mantener la masa muscular y la ósea que los astronautas deben pasar al menos dos horas al día haciendo ejercicio físico. También deben seguir dietas rigurosas que no siempre son deliciosas. 

La EEI a simple vista

Para encontrar la Estación Espacial Internacional hay que fijarse en una luz semejante a la que producen los aviones, pero que se mueve rápidamente por el cielo. Para que sea más fácil encontrarla en el cielo nocturno, el sitio web de la NASA ofrece información en directo sobre su ubicación en la órbita terrestre. 

El reciclaje es vital 

Estando en el espacio, los astronautas no tienen la posibilidad de salir a una tienda para comprar aire y agua: dos recursos vitales para subsistir a bordo de la estación espacial. Los científicos tuvieron que idear un sistema que puede crear oxígeno con la ayuda de la electricidad generada por los paneles solares y el agua, un sistema que se conoce como electrolisis. 

El agua es un recurso de gran valor en el espacio y se hace todo lo posible por preservarla. Consecuentemente, el centro de reciclaje de la EEI recupera hasta el 65% del agua usada, incluida la orina. 

Astronauta desde tu propia casa

Por desgracia, hitos de la humanidad tales como un viaje espacial no son accesibles a todos, o al menos no lo fueron hasta hace poco. Ahora puedes explorar la estación espacial con la ayuda de tu computadora y los mapas de Google, donde en modo Street View puedes meterte en todos los rincones de la estación. Según los tratados internacionales, la Estación Espacial Internacional estará activa hasta el 2024. Después seguirá en órbita el segmento ruso, cuyo funcionamiento podrá continuar seis años más.