Semana de la Cocina Israelí

Los sabores del Medio Oriente en Recoleta

A pocos meses de abrir, Florentín se convirtió en una parada obligatoria para aquellos fanáticos de la cocina israelí y árabe que caminan por Plaza Francia.
jueves, 06 de diciembre de 2018 · 15:12

De a poco la gastronomía se escapa de la clásica mesa dentro del restaurante para apropiarse del espacio público, en especial si el clima acompaña. Esa es la principal propuesta de Florentín.

Su dueño, Gabriel Balán, judío, de alguna manera encausa parte de su tradición familiar y cultural a través de la propuesta. “La idea era aprovechar un lugar frente al Cementerio de Recoleta y la Plaza Francia para que la gente hiciera picnics. Esta idea es muy común en Israel y Europa, un agujero que se abre en la pared y del que salen sándwiches y comidas de paso”.

Desde marzo de este año Florentín es ese punto del que salen bocados que la gente puede degustar al aire libre, sentada en el pasto o en una mesa. Desde el punto de vista de Balán, la comida  israelí atrae porque “es una propuesta que no es conocida. Además, nosotros tenemos una carta con todas las especias y sabores de la cultura judía y árabe”.

El negocio esconde un fin relacionado con el estilo de vida: convencer a la gente, a través de distintos platos, de que las plazas también pueden ser espacios para el disfrute gastronómico. “En Buenos Aires, las plazas todavía son lugares un poco hostiles. La idea es romper esa hostilidad y que la gente pueda acercarse a disfrutar el día”. Como no se trata únicamente de disponer de un menú, en el local también prestan manteles para quien lo desee.

¿Cómo podría ser ese menú con el cual acompañar una tarde? Balán sugirió empezar por un sándwich de falafel o de carne, o un kababs de cordero. Luego de esto, podría seguir un hummus, acompañado más delante de un mix de arroz con lentejas y alguna ensalada. “Que pidan muchos platicos y que compartan entre muchos”.

Previo a Florentín, Baláb también desarrollo Camping, un beer garden. Consultado acerca de las diferencias en la gestión, nos comentó que el segundo “es más sobre la experiencia, la música, el lugar, y Florentín es mucho más la comida, el producto”. El emprendedor destaca que, pese a que el contexto argentino es complejo porque “es un escenario siempre cambiante, son las reglas del juego”. Sin embargo, para él es “un poco más fácil emprender porque la red de ayuda y de personas es más amplio”, en relación con otros países.

Para cerrar la Semana de la Cocina Israelí, el próximo domingo 9 de diciembre Florentín habrá música en vivo y se estrenará la nueva carta.

Ver esta publicación en Instagram

Florentin by @chicaelectricaa

Una publicación compartida de Florentin (@florentin.love) el

Cargando más noticias
Cargar mas noticias