música

"Los Amigos Invisibles": la banda venezolana subió a escena en Buenos Aires

No sólo han hecho música por más de 20 años, sino que también han logrado relacionar su nombre con parte de una forma de vida, la gozadera.
viernes, 01 de junio de 2018 · 11:11

Una argentina pregunta a unos venezolanos si no extrañan la fiesta de Venezuela, en contraste con la relación “más fría” que se vive en Argentina con la rumba. La valoración citada la hizo sonriendo y bailando, teniendo frente a sí a un público en su gran mayoría venezolano, y escuchando en Niceto Club el jueves 31 de mayo de 2018 a la que probablemente sea la banda venezolana de mayor alcance internacional, "Los Amigos Invisibles".

Su sensación puede que sea la de una enorme cantidad de seguidores que acompaña a la banda en sus extensos tours por América y Europa: "Los Amigos Invisibles" no sólo han hecho música por más de 20 años (se formaron en 1991), sino que también han logrado relacionar su nombre con parte de una forma de vida de la sociedad venezolana, la gozadera.

Quien desee acercarse a parte de la cultura venezolana tendría una muestra interesante a partir de clásicos como “La Vecina”. “Cuchi cuchi“, “Mujer policía”, “Viviré para ti” (con Natalia Lafourcade), “Ultra funk”, “Ponerte en 4”, “El disco anal”, “Esto es lo que hay” o “Dame el mambo”. En ellos hay una forma de entender la música y una documentación sonora y divertida, a través de frases y picardía, de cómo se relacionan muchos venezolanos con distintos aspectos de su vida: no se trata de no tomarse las cosas en serio; es cuestión de acompañarlas con conga, guitarra y bailar. 

La agrupación está en ese punto de su carrera en el que cuenta con una serie amplia de temas reconocibles entre sus seguidores que le permite moverse a placer por sus etapas musicales: ni ellos ni los espectadores se aburren. El tour de “El paradise”, su noveno álbum de estudio, fue la oportunidad que usaron en Buenos Aires para hacer un amplio repaso de su carrera musical. Todos los temas antes citados, junto con otros icónicos como “Qué rico”, “Mentiras”, “La que me gusta”, sonaron y fueron coreados por gran parte del público.
 
Resulta imposible no interpretar que Los Amigos Invisibles son conscientes de cómo la migración venezolana se ha radicado en Buenos Aires en los últimos años. Ese proceso agrupa una serie amplia de historias complicadas, distintas generaciones, añoranza y nostalgia para una sociedad fragmentada y acostumbrada a ver llegar inmigrantes, no a ser migrante. 

Por eso puede que la emotividad del público presente en Niceto Club a ratos pareciera desbordada, como si en vez de un recital estuviera viviendo un regreso a casa, y ese setlist repleto de mar caribe, sensualidad, erotismo y noche venezolana estuviera conjurando las penas del viaje. A juzgar por la respuesta de los venezolanos a la pregunta de la argentina, lo fue.