Teatro

El nieto de Spinetta es El Principito, con animación de Milo Locket

Luego de participar en distintas producciones cinematográficas, Angelo Mutti Spinetta debutó en las tablas
martes, 10 de julio de 2018 · 22:33

Angelo Mutti Spinetta, nieto del reconocido músico Luis Alberto Spinetta, debutó en el teatro argentino el pasado sábado 7 de julio de 2018. Lo hizo en el papel protagónico de “El Principito”, la histórica obra escrita por el francés Antoine de Saint-Exupéry. En esta oportunidad, el actor es dirigido por José Muñoz y Julio Panno.

El bautizo teatral de Mutti Spinetta, de 17 años de edad, se produjo en el teatro Apolo (Av. Corrientes 1372). Al estreno de la obra y del joven actor asistieron su mamá, Catarina Spinetta, y su papá, Nahuel Mutti, junto a los hermanos de Angelo, Benito y Justino. La puesta en escena de incluye cine de animación en el estilo mapping, que permite, por ejemplo, recrear escenarios arquitectónicos. 

La obra cuenta con el aporte del artista plástico Milo Lockett (1947). El oriundo de la provincia norteña de Chaco ilustra a los personajes que dan vida a la novela más famosa de Saint-Exupéry. A partir de esta mezcla de teatro e ilustración, podría considerarse que esta puesta en escena no sólo representa la pieza francesa en clave teatral sino también la reinterpretada de forma animada, aunque interpretaciones sean parte de un todo.

La carrera artística de Mutti Spinetta tiene raíces en el cine. Su primera participación en la gran pantalla fue en “Anagramas”. Otras de las películas en las que ha participado son “Primavera” y “Un viaje a la luna”. Ante el condicionamiento que puede significar su segundo apellido, el joven declaró a La Nación estar "donde estoy por mi propio esfuerzo no por mi apellido". En otra entrevista, valoraba: “Mi apellido es un arma de doble filo: quizás a algunas personas les pueda pesar, pero yo lo vivo con orgullo y lo tomo como una llave que puede abrir algunas puertas. Después va a depender de mí ganarme las oportunidades”.

Luis Alberto Spinetta, uno de los nombres ícono del rock contemporáneo a nivel latinoamericano, falleció cuando Angelo tenía 11 años. Acerca de su relación, explicó: “Con nosotros sí era un típico abuelito. Pero a su vez era especial y tenía una energía tremenda. Siempre nos transmitía un mensaje de amor muy fuerte. Nos enseñó a ser humildes y a dar. […] Mi abuelo nos bajó línea de mantener un perfil bajo”.
 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias