EXPOSICIÓN

Cotidianidad para cuestionar y generar conocimiento en el MALBA

Pablo Accinelli presentó “Nubes de paso”, una muestra en la que distintos recursos cotidianos interpelan al espectador.
jueves, 09 de agosto de 2018 · 22:52

Pablo Accinelli (1983) está tan conmovido en la inauguración de su primera exposición en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) que le cuesta verbalizar acerca de la muestra. “Nubes de paso” fue inaugurada este jueves 9 de agosto de 2018 con la presencia del artista argentino, residenciado en Brasil, y la curadora Florencia Cherñajovsky. El Intransigente pudo dialogar con Accinelli acerca de sus comienzos y el sentido de la muestra.

Su carrera, que ya cuenta con exposiciones en la Bienal de Sao Paulo, Miami, Detroir, Viena, París, entre otros lugares, inició de la mano de los maestros Alejandro Puente y Diana Aisenberg. Sobre Puente, recuerda: “Estudié dos años con él. Eran clases particulares. Yo iba al taller. Y una cosa muy rara es que nunca pidió que le mostrara mi trabajo”. Aquellos encuentros “eran todas charlas sobre contenido, posibilidades que tenía una obra de arte”.

De Aisenberg “siempre rescato un método que ella tiene en las clases que presenta, en las que el grupo sólo puede hacer preguntas a la persona que presenta; no pueden afirmar nada. El que responde es el artista y el espectador pregunta”. Aquello lo interpreta “como una manera de acceder al conocimiento a través de la duda y no a través de algo asertivo”.

Cuando repasa su desarrollo artístico, valora que “siempre tuve referencias muy distintas en mi cabeza acerca de lo que quería hacer o de lo que me interesaba y creo que con el tiempo voy intentando que esas referencias no parezcan incoherentes dentro de una sala, que parezcan que pueden convivir juntas”.

“Nubes de paso”, ubicada en la Sala 1 del MALBA, agrupa una serie de elementos y materiales que de alguna manera rodean el día a día de quien la visita. Candados, clips, agua, almohadillas, cemento, utencilios de limpiezas, vasos. Cotidianidad. La curadora explica en el texto de la muestra que “la experiencia que tenemos es inmediata y sin embargo perdura una sospecha de algo intangible. Se conjuga así un equilibro entre cuerpo y mente a través de distintos estados de la materia, desde fases gaseosas o liquidas a formas más sólidas”.

Inquieto y emocionado por la cantidad de gente que visita la inauguración, el artista cerró explicando que la cotidianidad le resulta una “manera de acceder al conocimiento, como un tipo de estado que podés usar para producir conocimiento”.

Cargando más noticias
Cargar mas noticias