Artes

Se despidió el Art Basel Buenos Aires

Entrevistamos a la reconocida artista mejicana Pía Camil, autora de una de las obras presentes en la fiesta de cierre.
miércoles, 12 de septiembre de 2018 · 21:59

El Art Basel Buenos Aires cerró este miércoles 12 de septiembre con una fiesta en la Ex Cervecería Munich, en la que se agruparon varios de los artistas participantes, organizadores y público en general. La fiesta estuvo acompaña por las obras de Vivian Suter y Pía Camil. A propósito del cierre, El Intransigente conversó con Camil acerca de “La cortina de remeras de Gaby” y tiene algunas imágenes sobre la celebración.

El origen de “La cortina de remeras de Gaby” se produjo en 2016. La artista la expuso por primera vez en el Museo Ludwing de Colonia, Alemania. Acerca de ese momento, explica: “La propuesta de esa exposición era exhibir en casas particulares de la ciudad de Colonia. A mí me emparejan con una familia que vive en un barrio bastante afluente, pero la relación era más porque la mujer fue madre soltera un tiempo, estaba en una situación similar a la mía porque tenía una niña más o menos de la misma edad de mi hijo y trabajaba en casa”.

Esa imagen, la mujer trabajando en casa, fue esencial en la propuesta que Art Basel acercó a Buenos Aires, conformada por 300 remeras usadas. La selección no es menor porque describe una de las preocupaciones sociales de Camil. Así lo comenta: “Constantemente voy a lugares donde hay mercados de ese tipo (ropa usada) que suplen una necesidad básica. Hay todo un historial detrás de cómo se traen esa ropa y bajo qué circunstancias socioeconómicos, sociopolíticas se distribuye y se vende”.

En relación con la problemática, detalla: “El historial evidencia cierta problemática entre los mercados formales de México y Estados Unidos; o Latinoamérica y Estados Unidos, en el sentido de que un porcentaje de esas camisetas se producen en Latinoamérica, se venden a corporaciones en Estados Unidos y el surplus de esto lo compran los distribuidores de México para venderlos en estos mercados de segunda mano. Por lo general ese material se trae de manera ilegal”.

Sobre la pieza que llegó a Buenos Aires, comenta: “Las playeras (remeras) en Art Basel tienen una mezcla de valores e ideologías en muchos casos contradictorias; llegas a encontrar muchas camisetas de campañas políticas americanas, de corporaciones, motos, maratones de distintas causas que se pelean a diario en Estados Unidos”. La intención de esto es que “toda esa complejidad de ideologías es importante que se vea representada en el tejido como un retrato más fiel a la sociedad de ahorita”.

Para cerrar, indicó que le alegra “que la pieza se pueda usar de diferentes formas” porque “mucho de lo que yo articulo de la pieza es que se entienda desde diferentes lugares y puntos de vista. No soy muy partidaria de que el arte sea algo intocable que permanezca en un pedestal y todos tenemos que admirarla por cualquier razón; para ser efectivo, tiene que tener esa capacidad de poder apropiártela”. 

Cargando más noticias
Cargar mas noticias