Punta del Este

Un clásico se adentra en la vanguardia inmobiliaria con Cipriani

El icónico hotel San Rafael será transformando en un nuevo espacio que incluirá dos torres, 70 nuevos cuartos, 75 apartamentos privados, casino y más.
miércoles, 02 de enero de 2019 · 20:20

Playa Brava vio cómo se agruparon distintos referentes de la industria inmobiliaria para conocer el futuro de uno de los hoteles clásicos de Punta del Este, el viejo Hotel San Rafael. A través de un proyecto, la estructura será remodelada para convertirla en el Cipriani Ocean Resort & Club Residences.

El anuncio se produjo por parte Giuseppe Cipriani, líder del grupo empresarial Cipriani, ante empresarios, brokers inmobiliarios, turistas, prensa y funcionarios uruguayos: “70 años años después de su inauguración vamos a imprimirle al San Rafael nuestro estilo de elegancia en la simplicidad, dándole vida a esta leyenda para que todos puedan apreciar un pedacito de su historia”.

¿En qué consiste este proyecto? En sumar dos torres alrededor del edificio para relanzar la imagen del espacio y combinar su historia tradicional con un toque vanguardista a traés del diseño del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly.

Santina Manoukian de Merlo y Alfre do Echegaray durante la presentación del proyecto inmobiliario Cipriani Ocean Resort & Club Residences

Inicialmente, el proyecto dorará el San Rafael de 70 nuevos cuartos de hotel, 75 apartamentos privados y casinos. El desarrollo de la propuesta involucra spa, peluquería, sector deportivo, room service, área de negocios, salón de fiesta, jardines, valet parking, guardería, entre varias opciones orientadas a atender las distintas necesidades de la sociedad contemporánea.

San Rafael es algo más que un hotel clásico de Punta del Este; es un símbolo de los primeros pasos que dio el balneario hasta convertirse en uno de los principales destinos turísticos de la región. Fue entre 1950 y 1990 cuando se desarrolló el fenómeno. Y desde entonces el Hotel está ahí, en la parada 11 de Playa Brava. En febrero del año pasado, Cipriani compró el ícono por 40 millones de dólares.

Belén Rodríguez durante la presentación del proyecto inmobiliario Cipriani Ocean Resort & Club Residences