POLO

Entrevista con Eduardo Bérèterbide, fundador de Lawyers Polo

El torneo de polo, creado por el abogado argentino, reúne a más de 30 letrados de distintas partes del mundo. Una semana entre deporte, networking y relaciones profesionales. 
domingo, 20 de enero de 2019 · 12:25

Eduardo Bérèterbide es un abogado argentino especializado en arbitraje internacional radicado en París. Trabaja en la filial francesa de Shearman & Sterling, un histórico bufete de abogados fundado en Wall Street, Nueva York en 1873. Hace un poco más de una década, tuvo la idea de combinar su profesión con su pasión: el polo. Fue a mediados de 2008, mientras trabajaba en las oficinas de la firma en Manhattan, cuando se le ocurrió la idea de realizar un torneo de polo con profesionales de la abogacía. Entrevistamos a Eduardo para conocer más detalles sobre Lawyers Polo y la novena edición del torneo a realizarse este año.

¿Cómo surgió Lawyers Polo?
La idea original fue hacer un encuentro para abogados que nos gusta el polo. El objetivo era hacer contactos profesionales entre personas relacionadas con los negocios a través del deporte. Una idea de networking lejos de las típicas reuniones a las que estamos acostumbrados en la profesión. El primer torneo lo hicimos en Buenos Aires en octubre de 2008, en el club Pilará, en Pilar, donde jugamos ocho equipos.

¿Y cómo fue ese torneo? ¿Le querías dar continuidad? 
En aquel momento lo pensé como algo puntual, pero la repercusión fue inmediata y los jugadores me motivaron a hacer un segundo torneo al siguiente año. Todos me llamaban y me decían: “Hacelo de vuelta”. Además, justo ese año se hizo la conferencia anual de la IBA [International Bar Association, la asociación mundial que agrupa a todos los abogados del mundo], e invite a todas las autoridades a que vengan a la celebración después de la final. El presidente de la IBA me invitó a que hiciera la segunda en Madrid. Así que no había excusas. 

¿Cómo eligen a los jugadores?
Es una invitación personalizada a hombres y mujeres. Selecciono a la gente por su nivel profesional e intelectual, pero por sobre todo me fijo que trate de buena gente: honesta y seria. Me manejo mucho por referencias. Tenemos una lista de espera enorme. Ya somos un grupo de personas involucradas en la organización. Además, hoy el objetivo excede el networking, vienen porque la pasan bien. Muchos jugadores se hicieron amigos y comparten su amistad después del torneo. 

¿Cómo es la agenda del evento?
Dura una semana. El primer día empezamos con un cocktail de black tie donde presentamos a los jugadores y a los equipos de ese año. Ya el segundo y tercer día estamos jugando, tenemos una ronda clasificatoria con partidos de cuatro chukkers. El cuarto día descansamos y hacemos un recorrido por la zona donde se realiza el torneo. Los últimos dos días del evento se llevan a cabo las semifinales y finales. 

¿Cómo es el after de los partidos?
Después de jugar nos juntamos a comer y dejamos de lado el polo y el derecho, y hablamos de historia, de política, de arte, entre otros temas que nos divierten. Son encuentros muy cálidos y entretenidos. Al terminar el torneo, cerramos con una comida y hacemos un asado típico argentino e invitamos a colegas de la región y polistas. Ahí se hace la entrega de los premios. 

Las locaciones del Lawyers Polo fueron: Buenos Aires, en 2008; Madrid, en 2009; Toronto, en 2010; Dubái, en 2011; París, en 2012; Bangkok, en 2015; Sotogrande, en 2016 y Marruecos, en 2018. 

¿Dónde va a ser el próximo torneo?
Todavía no puedo revelar el lugar de la próxima edición pero sí sabemos que va a ser a fines de noviembre, las últimas dos semanas. Con nuestro equipo estamos preparando todo para comenzar la convocatoria y comunicación. Muy pronto va a haber novedades.

Más de
100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia