Centro Cultural Borges

Lewis Hine: fotografías incómodas

Una muestra reúne parte del extenso trabajo del estadounidense, con imágenes que obligan al espectador a posicionarse ante lo que en ellas se registra: explotación, migración, trabajo infantil. 
martes, 22 de enero de 2019 · 21:04

Un niño mira a la cámara de Lewis Hine como si llegara de un campo de combate, aunque “sólo” esté trabajando en una mina. Un puñado de jóvenes observa al fotógrafo estadounidense componiendo un collage de emociones, difícil imaginar qué habitan una de las zonas más conflictivas de la historia europea, Los Balcanes. Niños encerrados en fábricas y adultos sometidos al paso del tiempo a través de trabajos más propios de generaciones más jóvenes. Esa diversidad de rostros y situaciones componen “La fotografía como crítica social”.

El título de la exposición ubicada en el Centro Cultural Borges es toda una declaración de principios que se remonta casi a los orígenes de la fotografía: ¿cuál es su función? Hay tantas respuestas como cámaras, pero Hine siempre lo tuvo claro: mostrar lo que, desde su punto de vista, no era apreciado. Comunidades apartadas, contextos socioeconómicos que obligan a los niños a hacerse hombres a partir del trabajo, la explotación, y la necesidad.

El blanco y negro de las imágenes las cargas de mayor dramatismo, sin que esto afecta la belleza del material. Esa ironía que, como el título de la muestra, convive desde hace años con el género: ¿se puede sacar belleza del caos? Se puede. Y Hine lo hace, en una exposición que reúne más de cincuenta de sus fotografías.

A través de ellas también se puede observar parte del estilo del fotógrafo, marcado por planos medio y retratos en los que los sujetos suelen mirar a la cámara. Así se registra, además de lo mencionado, la cotidianidad de un tiempo (principio de los 90’s, en su mayoría). Esto se advierte en la forma de vestir de los fotografiados, el estado de la tecnología para la época, y hasta los oficios documentados.

Entonces, se arma un relato visual en el que los pulsos éticos y sociales confrontan al espectador y lo invitan a la reflexión: ¿por qué un niño sale de una mina y no de una escuela? ¿Por qué esas niñas trabajan a cielo abierto? ¿Qué motivó el desplazamiento de esos inmigrantes? En esas respuestas, el fin de la exhibición y la esencia del trabajo fotográfico de Hine: invitar al espectador a reflexionar.

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
50%
Incertidumbre
0%
Indiferencia