DESIGNERS BUENOS AIRES

Laurencio Adot: “Veo una mujer que brilla en serio”

Conversamos con el prestigioso diseñador antes del desfile de la nueva colección de Dot Store en el Planetario. “La alta costura es estar durante tres meses al lado de una persona'
jueves, 14 de marzo de 2019 · 23:50

Laurencio Adot transmite la sensación de estar en paz consigo mismo. Tras superar un accidente cerebro vascular que sufrió en agosto del año pasado, su palabra, calma en general, solo se altera cuando habla de lo que le apasiona: moda, alta costura, y cómo a través de esas áreas puede involucrar temas sociales que le interesan, como el feminismo y la búsqueda de la equidad dentro de la industria. Previo a su presentación de su más reciente colección como parte de Designers, conversamos con él. 

EL INTRANSIGENTE: ¿Qué representa esa nueva colección?  
LAURENCIO ADOT:
Es una colección de ropa lista para usar, para comprar ya; es comercial. Me interesa mucho ese aspecto, más en este año en Argentina que está tan difícil. Cerraron muchas marcas y van a cerrar muchas más. Es toda una hazaña lograr hacer desfile tras desfile. El último fue en el Puente de la Mujer sobre el feminismo y ahora, en el planetario, hablamos de lo cósmico, del infinito.

¿Cuál es la paleta de colores que la define?
Es una colección que se basa en tres colores: plata, oro y negro. Tenemos once chicas de colores, algo totalmente diferente para Buenos Aires. Las botas Saverio Di Ricci, que hizo todas las botas como si fueran medias. Hay mucho brillo, lentejuelas, plumas. La idea es que cuando la mujer busque prendas para la noche las encuentre en Dot. No tiene que ver con mi colección de alta costura ni de novias; es una segunda línea, que tiene más que ver con lo urbano, con lo comercial: lo más caro mil dólares lo más barato quinientos pesos. 

Mencionás feminismo, la presencia de chicas de color. ¿Por qué este interés en este tipo de temas?
Hace rato estoy en temas que nadie tocaba. Siempre. Tenía muchas ganas de tener un bloque de chicas de color de toda Latinoamérica. Acá hay chicas de Ecuador, Colombia, Brasil. Me encanta que se hayan puesto de moda en todo el mundo. En Buenos Aires no existían. Ahora que vienen tantos nuestros vecinos, aprovechamos. Puse un casting abierto en Instagram y cayeron de golpe. 

¿Cómo es su relación con las modelos previa a un desfile?
Soy muy amigo y, si no, me hago amigo. Me encanta que sean ellas, que sonrían, que disfruten. No todos los días hay un desfile así. En esta colección son medio robots. Tienen algo de James Bond, un poco del glamour de los 70’s de sacarse el corsé y ponerse a bailar. Tiene que ver con cómo yo siento estar en Argentina: con respeto, pasar las malas épocas, e igualmente brillar. Veo una mujer que brilla en serio. 

¿Sigue contando con un asistente para diseñar o ya puede hacerlo por usted mismo, luego de ACV?
El asistente está, más que nada, por si me siento mal. Estoy diseñando nuevamente en la boutique. En septiembre, cuando caí con el ACV, tenía treinta vestidos: quince de novias y quince de noche. Eso da una pauta de cómo es mi trabajo. Entonces, ni podes copiar ni podes hacer una cosa así para un desfile. Es face to face con cada clienta, con cada persona, y vas derivando un vestido, terminás con otra idea, aparecen en las pruebas otras y vas conteniendo y estando al lado de cada cliente. Eso es la alta costura: estar durante tres meses al lado de una persona, para que disfrute qué es un vestido único para esa persona.

Más de