BAFWEEK

Valdez: cada modelo, un cuadro

En un desfile marcado por la lucha de los movimientos de mujeres, Valdez cerró el BAFWEEK con un potente desfile.
viernes, 08 de marzo de 2019 · 00:00

La clausura del BAFWEEK no dejó de ser político porque ninguna creación es ajena a su entorno. El desfile de Valdez comenzó con frases como "que nada nos limite", "que la libertad sea nuestra propia sustancia" y cerró con espectadores aplaudiendo diseños venidos de cuadros clásicos.

Venidos, sí, porque considerar una representación no es preciso. A través de las telas y el diseño se fueron tomando distintos prendas desarrolladas a través de la historia de la humanidad, desde un corsé hasta una hombrera, para cargarlas de la fuerza femenina que marca el tempo del presente.

Esa esencia dotó a las creaciones de fuerza, energía, rebeldía, arrogancia (bien entendida) y mucha personalidad. Tantas características y detalles descubre otra posible lectura del desfile: se trató de homenajear a distintas generaciones de mujeres, más allá de su rol dentro de la industria de la moda. Antes que un rol o una ocupación, acá se conmemoró un género de una manera repleta de glamour.

La sospecha anterior se confirma al reparar en las modelos. El de Valdez fue uno de los desfiles con mayor variedad de tipologías, fenotipos, entre ellas. No es menor el detalle, porque encaja en la línea del “que nada nos limite” y el “que la libertad sea nuestra propia sustancia”. Puede que la alta costura no sea para todos, pero fomentar la apertura y la reivindicación de los derechos femeninos a través del diseño es una decisión mucho más factible de tomar.

Guillermina Valdés y Fabián Paz lo hicieron.