CIUDAD

Una aplicación lleva obras de teatro al Jardín Botánico

Se trata de “Jardín Sonoro”, una aplicación con la que podés sumar a tus recorridos por el botánico el audio de seis obras de teatro.
sábado, 09 de marzo de 2019 · 20:39

¿Hasta cuál punto pueden ser explotados los sentidos? Posiblemente “Jardín Sonoro” no responda a plenitud la pregunta, pero apuesta de lleno a fomentar experiencias en la que los sentidos y la vivencia personal del arte puedan fundirse. ¿Cuál es su escenario? El Jardín Botánico Carlos Thays, donde los visitantes podrán escuchar la narración de seis piezas literarias en seis estaciones dispuestas en varios sitios.

El objetivo es fomentar la relación de vecinos y turistas con el espacio público, a través de distintas formas expresivas. Aunque sea sólo un audio, conviene no resumirlo: la propuesta incluye un impecable cuidado sonoro con una narración que bien podría entenderse como una actuación. Es ahí donde surge la multiplicidad artística adaptada a piezas de diez minutos a través de las cuales se recorre de una manera particular el Jardín.

Sol Sañudo, parte del equipo de trabajo que desarrolló la aplicación, explica que “nosotros nos inspiramos en las experiencias escénicas del site specific: aprovechar un espacio abierto, que puede ser público, para hacer una intervención escénica”. Este proyecto lleva más de un año de trabajo. “Convocamos a siete dramaturgas argentinas de distintas generaciones, con estéticas escénicas también diferentes, para que ellas crearan una obra de teatro con una consigna”.

Con esas piezas, escritas por Mariana Chaud, Giuliana Kiersz, Paula Marull, Las Nubes (dúo performático de Rita Pauls y Vivi Tellas), Laura Paredes y Laura Santos, “hicimos un trabajo de producción, de grabación sonora de esas obras” para que los visitantes puedan escucharlas durante su visita y después de ella: basta descarga la aplicación y, Bluetooh mediante, se comienzan a activar los audios (que luego quedan a disposición para cualquier momento) en los distintos puntos en el jardín.

Este proyecto comenzó a desarrollarse por Aliana Álvarez, Florencia y Sol Sañudo hace más de un año. Armada la propuesta, la postularon a una de las convocatorias de Mecenazgo Cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Fue de esa manera que lograron el respaldo económico para su materialización; un proyecto que, esperan, puedan extenderse a más lugares: “Nuestra intención es que este Jardín Sonoro contagie a otros jardines para poder llevar estas obras a otros parques, a otras ciudades”.