VIAJES

Chateau Marmont: el hotel que atesora un pedazo de Hollywood

Edificio de departamentos primero, luego hotel. Es el refugio de los famosos y el hospedaje de los amantes de la buena vida. Solo para millonarios.
domingo, 14 de abril de 2019 · 09:21

Ubicado en la famosísima Sunset Boulevard (más precisamente en el número 8221) el Chateau Marmont es un hotel de lujo, un ícono de Hollywood. Cuenta con 63 habitaciones y suites que van desde los 600 hasta los 3.000 dólares la noche. Su estilo está inspirado en el Château d'Amboise, un castillo francés ubicado en los márgenes del Loira. El edificio acaba de cumplir 90 años y desde hace 43 fue nombrado como uno de los Monumentos Histórico-Culturales de Los Ángeles.

Cuenta la historia que, en 1926, un destacado abogado de Los Ángeles llamado Fred Horowitz decidió realizar un emprendimiento, un gran edificio de departamentos. El resultado fueron siete pisos en forma de L que lo denominaron Chateau Marmont, un nombre tomado por la pequeña calle que cruza la propiedad. En la recepción inaugural el 1º de febrero de 1929, más de 300 personas se hicieron presentes. 

La prensa local describió la construcción como "el edificio de apartamentos más elegante y exclusivo de Los Ángeles, ubicado de manera excelente para asegurar la tranquilidad y la privacidad". Pero debido a los altos alquileres y a la incapacidad que tuvieron los inquilinos, Horowitz decidió vender el edificio de apartamentos y en 1931 se convirtió en un hotel. Los departamentos se convirtieron en suites con cocinas y salas de estar. 

A prueba de terremotos, el Chateau Marmont sobrevivió a las catástrofes de los años 1933, 1953, 1971, 1987 y 1994 sin sufrir ningún daño importante. Algunos huéspedes notables que tuvo el Chateau Marmont fueron Jim Morrison, Sharon Tate y Roman Polanski. También la cantante Lana Del Rey vivió durante un corto periodo de tiempo. El hotel ha sido escenario de una gran tragedia cuando el actor, músico y comediante John Belushi murió de una sobredosis en uno de sus bungalows en 1982. 

La popularidad del hotel se extendió luego de que la directora Sofía Coppola filmara en sus interiores la película Somewhere, en 2010. En la película se pueden ver casi todos los interiores del hotel: los cuartos, el lobby, la piscina, la sala de juegos, el bar, el restaurant, la fachada y el ascensor. La propiedad entera y sus habitaciones conservan un pedazo de la historia de Hollywood. Allí, Billy Wilder, Annie Leibovitz, F. Scott Fitzgerald, Tim Burton y Terry Richardson han realizado también sus trabajos. El hotel también locación para la filmación de la película The Doors, de Oliver Stone y hace una breve aparición en el musical La La Land, de 2016.